Actos Masivos, Marca Daniel

Hola: Los actos  masivos del  deporte hoguinero tienen la etiqueta de Daniel del Río hace ya 30 años.Su dedicación y profesionalidad han hecho posible que estos espectáculos se distingan por su colorido, ritmo y organización. Veamos:

 
danieldelrio1Daniel del Río Ricardo.. Foto: Carlos Rafael
 
Actos Masivos Marca Daniel
 
Calixto González Betancourt  /calixtogb@gmail.com
 
 
 
Abanderamientos, inauguraciones y clausuras, homenajes… en fin son tantos los actos masivos que dan vida al múltiple accionar deportivo, distinguidos en Holguín por su colorido, ritmo y organización, que parece exacta. Pero esos “espectáculos” necesitan intensa preparación y conducción rigurosa, que en esta provincia tienen, desde hace mucho tiempo, a un gestor principal, que se llama Daniel del Río Ricardo.
 
Daniel, nativo de la Ciudad de los Parques y de 56 años de edad, es ya un curtido veterano trabajador del deporte; muchas veces se muestra intranquilo e impaciente, dos cualidades que a mi parecer le han ayudado a convertirse en un señor profesional de los actos y espectáculos del deporte holguinero. Siempre amable y locuaz, por lo cual no es difícil establecer con él una fructífera y larga conversación, la que ocurrió en una mañana en el Museo Provincial del Deporte.

¿Cómo se inició tu historia en el deporte?

-Mi primera incursión en el deporte fue como pelotero. Estuve en la Eide y participé en Juegos Escolares, pero sin buenos resultados. Mi destino era otro…Me gradué en 1986 de Licenciado en Cultura Física. Comencé a trabajar en la Epef (Escuela para Profesores de Educación Fìsica) como metodólogo de Práctica Docente, durante un año y luego, por igual tiempo, de Jefe del Departamento de Práctica Docente en esa escuela, con satisfactorios desempeños.

A continuación vine para el Estadio, donde me dieron la tarea de metodólogo de Educación Física en la dirección provincial de Deportes. Seguidamente pasé al Departamento de Cultura Física, como trabajador en actos masivos, tarea que cumplo hace 30 años. Ahora soy metodólogo de Cultura Física.

¿Dónde se forman los especialistas en actos masivos?

-Esta especialidad no está en docencia. Se aprende haciendo, con el tiempo. Lo primero que hice fue buscar a los experimentados, los más viejos en esa labor, y aprender de ellos como de Pedro Pérez Colás y Carlos Pérez Pérez. Fue poco a poco…

¿Cómo está estructurado y funciona el trabajo en Actos Masivos?

-Realmente el nombre completo de esta actividad es Actos Masivos, Gimnásticos Deportivos. Funciona un Comité Provincial y uno en cada municipio de Actos Masivos, integrado cada colectivo por varios compañeros.

Se hace primero un trabajo de mesa, donde se expresa forma y manera del acto, sus partes y secuencia de las actividades. Después la preparación y los ensayos. Qué hacer en cada momento, el orden, espacio… El número de personas involucradas depende del nivel y complejidad del acto, de las acciones de envergadura.

En varias ocasiones hay una labor conjunta y de colaboración con la provincia y el municipio de Holguín, con su metodólogo de Actos Masivos, Luis Beltrán.

¿Particularmente, cuál es tu rol, en ese proceso?

-Yo me convierto en un director artístico. Tengo que ver con el guión y demás componentes. Analizo e insisto. Examinamos cada paso. Presido la preparación y dirijo el acto a través de música, señales con la mano o movimiento de banderas. El buen ensayo determina la calidad del espectáculo.

¿Muchos y relevantes los actos en tu expediente?

-Son un gran número. Solo en 2019 sobrepasaron los cien actos. En el tiempo muchos con categoría de relevantes y complejos, entre ellos, los que organicé en Moa por el Acto Nacional del aniversario del Inder un 23 de febrero y otro similar por el Día de la Cultura Física y el Deporte, el 19 de noviembre , en el estadio Mayor General Calixto García.

-Muy especial las inauguraciones, premiaciones y cierres de los eventos internacionales y nacionales efectuados en Holguín. Los homenajes a los mejores del deporte holguinero en cada diciembre. Recuerdo con particular cariño y relevancia todo lo que hicimos con el andar del equipo de béisbol holguinero en la XLI Serie Nacional, con su gran triunfo, incluyendo el acto de premiación. Por cierto, fui el de la idea, de introducir la mascota del equipo en esa histórica Serie para los holguineros.

¿Tu labor ha trascendido al país y en otros ámbitos de Holguín?

-Así es. Pertenezco al Comité Nacional de Actos Masivos. Laboré en la preparación de las festividades de la Capital por el Aniversario 500 de La Habana y actos políticos. Estoy convocado para apoyar los preparativos por los 300 años de Holguín. En nuestro Estadio también he contribuido con eventos culturales y en otros sitios de la Ciudad de los Parques, relacionados con la Semana de la Cultura, Las Romerías de Mayo, Fiesta Iberoamericana, Carnavales…

Ya en el 2003 laboré como prestación de servicios en los abanderamientos de los equipos cubanos para los Juegos Panamericanos de Santo Domingo, República Dominica celebrados en ese año.

Me hice máster en Ciencias de la Cultura Física y en dos ocasiones presté colaboración técnica en Venezuela, como metodólogo, en actividades físicas comunitarias. En esas oportunidades aquí me sustituyó Josefa Santiesteban.

Realizo atención metodológica a mi sector en los municipios e imparto seminarios a futuros profesores en la Epef. Varios actos de eventos deportivos han tenido mi colaboración en Moa.

¿También contratiempos y tensos momentos?

-He pasado por momentos complicados debido a imprevistos y fallas. Por ejemplo, han puesto música donde no va y se han saltado pasos del guión. Pero siempre hemos encontrado la solución y el público casi nunca se ha percato del percance. A veces no se ha presentado el locutor y tengo que asumir esa tarea.

¿Valoración de lo hecho, la familia, proyecciones?

– Tengo un cálido hogar con  mi madre Yolanda, mi hija Katerín y esposa Lourdes. Me siento realizado. A veces lo hecho queda en el anonimato y en otras las evaluaciones son positivas, que te dan satisfacciones.He recibido varios reconocimientos como trabajador Destacado, el mejor en Docencia Deportiva de Holguín en 2019; las Medallas Mártires de Bárbado y Rafael María de Mendive… Mi labor en actos masivos me ha proporcionado conocer muchas personas, establecer amistades. Soy un apasionado enamorado de mi trabajo y siempre busco perfeccionarlo. Ese seguirá siendo mi propósito.

Campeones llegan con Revolución

Hola:Antes de 1959, ningún deportista formado en esta comarca (desde Calixto García a Moa) logró participar en eventos internacionales oficiales, es decir, Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos, Campeonatos y Copas Mundiales, Universiadas y Olimpiadas, los únicos eventos con esa clasificación que se efectuaban entonces.Veamos:
 
Los Campeones  llegaron
con la Revolución              /calixtogb@gmail.com
 
 
 
 
 
Mario Kindelán (foto)
 
Aquí hubo atletas con calidad  antes de 1959 para formar las delegaciones cubanas e incluso ganar medallas, pero el Estado no aportaba al deporte lo que debía, por lo cual las comitivas eran casi siempre reducidas e internamente existía cierta discriminación respecto a los orientales.
 
Sin embargo, en aquella época, habitantes de aquí lidiaron individualmente y por equipos en competencias por invitación en otros países. Hubo competidores que nacieron en la tierra que tiempos después sería la provincia de Holguín, pero se fueron para otros territorios, mayormente hacia La Habana, donde se formaron como deportistas y concurrieron a los mencionados certámenes, entre ellos, el remero Orlando Lanza (nativo de San Germán), quien representó a Matanzas en los Juegos Olímpicos de Melbourne, Australia-1956 (eliminado en cuatro sin timonel) y el mártir esgrimista Jorge Agostini Villasana (nació en Cueto) y se hizo deportista en la capital cubana. Asistió a los Juegos Olímpicos de Londres-1948 (no obtuvo medallas) y los I Juegos Panamericanos Buenos Aires-1951, donde su contribución fue decisiva en la plata en florete y el bronce en espada de los colectivos cubanos. En Juegos Centroamericanos y del Caribe se adjudicó oros en florete y espada, individual y por equipos, en la edición de Barranquilla, Colombia-1946, luego en Ciudad de Guatemala-1950 logró oro por colectivo y plata individual en florete.

El primer participante y oro holguinero en campeonatos mundiales fue el pelotero (pìtcher zurdo) Jacinto Blanco Hasty, de Mayarí, titulado en San José de Costa Rica-1961, donde el equipo Cuba ganó invicto, mientras acá se combatía la invasión mercenaria de Playa Girón.

Luego el también beisbolista Fermín Laffita Pelipiche (jardinero central) sumó cinco oros en Series Mundiales entre 1969 y 1976. Laffita nació en Baracoa, a los siete años de edad vino para Holguín, donde se hizo pelotero y lugar que representó hasta 1976. Con la nueva división político-administrativa (1977) se quedó a residir en Santiago de Cuba. En lides mundiales de pelota los holguineros acumulan, con cinco jugadores, ocho oros y una plata. Los otros dos cetros colectivos les pertenecen a los cazasubmarinistas Ever González Concepción, José Reyes Expósito y Encio Velázquez Bermúdez (Cayo Ávalos, Cuba -1967) y a la voleibolista Martha Sánchez Salfrán (varias ciudades de Japón-1998).

Pero el primer oro mundial individual holguinero, como ya hemos dicho, fue para el boxeador Ángel Espinosa Capó (Reno, EE. UU,-1986, 75 kilos). Le siguieron con ese galardón el luchador de grecorromana, Pedro Roque Favier (Clemond, Francia-1987; 52 kilos), judoca Legna Verdecia Rodríguez (Hamilton, Canadá-1993; 52 kilos), boxeador Mario Kindelán (Houston, EE.UU.-1999), judoca Yurisleidis Lupetey Cobas Cobas (Munich, Alemania-2001; 57 kilow) y otra vez Kindelán ( Belfast, Irlanda-2001 y Bangkok, Thailandia-2003), para completar su triple corona, todos en 60 kilos.

Con cinco deportistas en tres disciplinas, Holguín exhibe siete oros individuales en campeonatos mundiales. En esas citas, los nororientales, en general, suman 17 oros, siete platas y 14 bronces. En Copas del Mundo se presenta también un amplio aval, particularmente en boxeo y judo…

Los holguineros debutaron en Juegos Olímpico, en ocasión de Ciudad de México-1968, sin embargo, la primera medalla, que fue de oro, llegó en Barcelona-1992, con la judoca Odalys Revé Jiménez (66 Kilos). Esa vez, días después, se coronaron los peloteros Osvaldo Fernández (pìtcher) y Alberto Hernández (receptor), quien repitió en Atlanta-1996. En Sidney-2000 se titularon la judoca Legna Verdecia (52 kilos), taekwondista Ángel Valodia Matos (80), voleibolista Martha Sánchez y boxeador Mario Kindelán (60), quien volvió tutear la gloria en Atenas-2004. El último oro en esos certámenes cumbres pertenece al tirador Leuris Pupo (Londres-2012; pistola de tiro rápido).

Los holguineros, con cinco deportistas, totalizan seis oros olímpicos individuales. En esos Juegos esta provincia suma, en general, nueve oros, cuatro platas y cinco bronces. En otros acumulados globales de medallas, las cifras holguineras se comportan así, respectivamente: Universiadas (cinco, nueve y cinco), Juegos Panamericanos (55, 49 y 42) y Juegos Centroamericanos y del Caribe (130, 55 y 39).

Con la obra de la Revolución llegaron los participantes, medallistas y campeones holguineros en los más relevantes eventos internacionales oficiales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cachorrros perdidos en el bosque

Hola: El  equipo de  Holguín no cumplió las expectativas en la LIX Serie Nacional de Béisbol, al quedar en el duodécimo lugar. Les faltó  bateo oportuno para impulsar carreras y le falló el pitcheo relevo, entre otros factores. La gran contradcción: Buen entrenamiento-bajo rendimiento. Veamos:

peña cachorroLuis Peña rindió una excelente campaña con los Cachorros. Foto: Elder Leyva

Calixto González Betancourt   /calixtogb@gmail.como

 
La batalla avanzaba y los Cachorros no aparecían por ninguna parte. Estaban perdidos en el bosque, donde sus ínfimas mordidas y ladridos lejanos contrastaban con el “concierto” predominante de Avispas, Toros, Leñadores, Elefantes y otros. Cuando la fiesta estaba cercana al final, los Canes nororientales por fin encontraron la ruta, pero ¡demasiado tarde!, ya no había sitio para bailar ni ¡clasificar! Los único que pudieron lograr (duodécima posición) fue separarse un poquito de los más rezagados.
Así le sucedió al equipo de Holguín (19 victorias y 26 derrotas) en la LIX Serie Nacional de Béisbol. Antes de comenzar el torneo, las expectativas favorables respecto al plantel holguinero estaban basadas, entre otros aspectos, en la calidad del entrenamiento, la adecuada atención y disponibilidad de los aseguramientos, que tuvieron los peloteros en su preparación, reconocido por los directivos del equipo.

Además, la nómina parecía fortalecida con el regreso del toletero Leris Aguilera y un buen pitcher, Yusmel Velázquez, a pesar de la ausencia de Geydi Soler, “pieza” importante del bateo en anteriores desempeños; junto a un año de más desarrollo y experiencia de jugadores jóvenes y la presencia de dos lanzadores, Wilson Paredes y Rafael Sánchez, quienes acababan de estar en la Preselección Nacional y uno de ellos en el “Cuba”; ambos con meritorios comportamientos en la temporada precedente.

Esos elementos, más la responsabilidad que se contrae y la costumbre de este seleccionado de superarse a sí mismo, seguramente conllevaron al manager Noelvis González a declarar que buscarían la clasificación, en un primer momento entre los ocho y luego avanzar. Agregó que no se conformaría con un quinto o sexto lugar.

Holguín debutó con victoria, pero inmediatamente se atascó y, a diferencia de situaciones anteriores, esta vez no pudo salir del atolladero. Hasta el decimotercer compromiso particular solo pudo imponerse en una subserie. Y ganó las tres últimas. Entre varios factores que incidieron en el bajo desempeño, resaltan el deficiente aporte de los lanzadores relevistas y la poca productividad para hacer carreras.
 
Los lanzadores sustitutos solo ganaron cuatro juegos y perdieron 13, con solo seis salvados (decimotercero en el Campeonato); 5.04 promedio de carreras limpias permitidas. Ellos fueron los principales causantes que los Cachorros no pudieran inclinar a su bando la mayoría de los marcadores cerrados, aunque tuvieran ventaja en las postrimerías. Incluso no lograron sostener cinco carreras de ventaja en el noveno inning en una ocasión.

Una y otra vez fallaron en sus relevos Paredes (1-4; 5.57 p/cl y 1.55 de whip) y Rafael (0-2; 13.50 y 2.70), dos que debieron ser baluartes, sin embargo, en varias ocasiones no pudieron mantener las ventajas de los suyos, junto al mal desempeño de otros sustitutos.

Es posible que la larga y agotadora campaña precedente, con Holguín y Preselección Nacional pudieran descolocar a esos dos destacados monticulistas y no pudieron recuperarse (físico y mentalmente) a tiempo para ayudar a su conjunto. En apoyo a esta valoración está que Paredes terminó con más efectividad, mientras que Rafael interrumpió su participación por enfermedad.

En este se comportaron mejor Yunier Suárez (1-3; 1.05 y 1.09) y Jesús Enrique Pérez (0-2; 3.38 y 1,17). Mostraron facultades el novato Edmanuel Chapman (lamentablemente sancionado por un año) y el joven Michel Cabrera. En muchas ocasiones, los relevistas, al llegar al box mostraron desconcentración, al parecer falta de confianza, que lo hacían víctimas del descontrol y los batazos de sus rivales.

La actuación de los lanzadores abridores (15- 13 y 4.37 p/cl) estuvo marcada por la inestabilidad, aunque mayormente lograron caminar más de cinco entradas. Carlos Alberto Santiesteban (7-4, 3.05 p/cl y 1.17 de whip) tuvo otra buena temporada. Sus compañeros iniciadores estuvieron más distantes y con altibajos: Meracles Rubén Oris (3-3; 3.78 y 1.47), Rubén Rodríguez (4-3; 5.12 y 1.40) y Yusmel Velázquez (2-2; 5.75 y 2.02), de quien se esperaba más contribución. En el caso de Rubén, si lograra un poco más de calma en el montículo, sería aún mejor pítcher.

En general, el pitcheo holguinero promedió para 4.66 carreras limpias por juego (décimo), con un whip de 1,54 (sexto) y le batearon para 282 (sexto), con 186 ponches y 171 boletos concedidos.

En el bateo, de 640 corredores en posición anotadora, solo fueron impulsados 132. De un total de mil 272 en bases, 156 resultaron traídos para home. En este renglón y en general en la ofensiva, los principales bastiones no respondieron a la altura que necesitaba el elenco y en correspondencia a sus potencialidades, como Paumier (muy lejos de su nivel, 246 de average y 16 impulsadas), Aguiar (250 y 14), Almeida (274 y ocho) y Leris Aguilera (264 y 25), quien no pudo aportar mayor cantidad de extrabases remolcadores (solo tres dobles y tres jonrones), como él pretendía y necesitaba su equipo.

Máikel Cáceres (355 y 26), el que mejor lo hizo, aunque esta vez con menos producción de jonrones (cuatro; el de más doble en su conjunto con 13). Jorge Luis Peña (273 y 27) se dio a conocer como jonronero (10), renglón que lideró en gran parte del calendario, además sumó ocho dobles. Debió estar en el Juego de las Estrellas y en la competencia de cuadrangulares. El receptor Aballe participó en 40 partidos (solo 204 de average, a la defensa le robaron 12 bases, cogió también a 12).

Tuvieron buenos promedios, Anibal Vaillant (417, usado preferentemente como corredor),Yosbany Millán (326), Noel González (323) Julio David Góngora (313) y Laindel Leyva (300) y Manduley (333), incorporado en las últimas subseries. Gorgüet (cuatro hits, incluyendo un doble y un jonrón en seis veces al bate, cinco impulsadas) había comenzado bien, pero su posible positiva temporada se vio frustrada por una indisciplina.

Entre los jóvenes de más potencial aparece el jardinero Yasiel Andy González (246, cinco dobles y un jonrón, 11 impulsadas). Pienso que desde el principio debió jugar más, máxime cuando otros regulares no estaban rindiendo. Al final, tuvo más oportunidades.

Holguín fue décimo en bateo (average 280) y hits conectados (410), 71 dobles, cinco triples y 32 jonrones. Decimotercero en OBP (363) y octavo en impulsadas (188). Robó 16 bases y cogido robando en 15 ocasiones, para un rendimiento intermedio. En defensa, 32 errores en mil 663 lances para 981 (tercero). Este fue su mejor renglón, no obstante hubo momentos con lagunas, Le robaron 16 bases, cogieron a 15.

Como en todo equipo, si fuéramos a detallar juego a juego, encontraríamos decisiones y jugadas controvertidas y, polémicas en la ofensiva, uso y cambio de lanzadores, alineaciones, sustitutos y en otras áreas, que pudieron influir en uno y otro resultado. Las diversas maniobras con las alineaciones no cambiaron el negativo panorama. Como ya es hemos dicho, la dirección no es culpable de todo, pero si responsable de todo lo ocurrido.

Pero lo que más llama la atención es la contradicción: mejor entrenamiento-mal desempeño. Esa problemática solo pueden desentrañarla los especialistas y técnicos que dirigieron y desarrollaron la preparación. Nos consta que trabajaron con ahínco y dedicación, pero algo no funcionó. En esta ecuación incluir la reacción tardía colectiva y de algunas peloteros.

Estamos tratando de un equipo experimentado en la mayoría de sus “fichas”. Entonces, también hay que ahondar en su dinámica interna (psicología, relaciones interpersonales, disciplina integral) que deben hacer sus propios directivos y funcionarios del Deporte. No caer en justificaciones o explicaciones que no ayudan. Buscar reales motivos y causas verdaderas, no para enjuiciar, sino para cambiar lo que se deba, enmendar y crecer. El equipo Holguín y su afición, el béisbol, lo necesitan y merecen.
 

Análisis a corazón abierto

Hola: Luego de los pobres resultados de esta provincia en el 2019, en las categorías pioneril, escolar y juvenil, se impone  una revisión de todo el sistema de captación y preparación de los niños y jóvenes deportistas para encontrar los eslabones con problemas, y ver los  elementos  de los deportes con positivos dividendos, que podrían ser útiles para las disciplinas  rezagadas. Veamos:

 

Holguín en pioneril, escolar y juvenil

Análisis a corazón abierto

Calixto González Betancourt   /calixtogb@gmail.com

 

                                   
                    

El decimotercer lugar en pioneril y los décimos en escolar y juvenil de este año constituye, en  general, lo peor de Holguín  desde el 2001, lo cual confirma el descenso o estancamiento en posiciones no halagüeñas de este territorio en los últimos tiempos, en esas categorías deportivas.

La situación  planteada está lejos de ser una crisis del deporte holguinero, como muestran los tantos ejemplos de disciplinas ubicadas en el grupo de vanguardia del país, de logros en distintos frentes y de consagrados profesores de áreas deportivas, entrenadores, comisionados, funcionarios y otros trabajadores del deporte, de lo cual ¡ahora! se ha hecho eco en diversos trabajos periodísticos.

Pero eso debe servir de acicate y ejemplo para encontrar “las manchas” que están afectando. No se trata de buscar culpables, sino causas verdaderas. Para eso los funcionarios, especialistas y técnicos tienen que actuar con desprendimiento, rigurosidad y gran sentido crítico.

Se  debe detectar que no se hace  bien o no se hace, donde es necesario reajustes y perfeccionamiento. Ya este año, al  examinar los resultados en pioneril nos referimos a la importancia de que Educación  insista en la  realización sistemática y calidad de las clases de Educación, a lo que agregamos la necesidad del mantenimiento y uso de las instalaciones deportivas  en los centros escolares y el desarrollo de  competencias  inter- escuelas.

Eso es primordial como complemento insustituible en la formación general e integral del individuo y paso inicial para la selectividad de los niños y adolescentes que muestren vocación y habilidades para el deporte.

Aunque las células básicas están en las áreas, donde debe insistirse  que lleguen  los alumnos con mejores actitudes, lo que demanda eficaces captaciones. En este eslabón determina mucho la calidad del trabajo del entrenador, en lo técnico y educativo; su dedicación, actualización de conocimientos.

Las carencias y limitaciones materiales son partes de las causas, pero no justificación, pues en definitiva con esas mismas privaciones otras provincias avanzan. ¿Qué han hecho en los últimos tiempos otras provincias, por ejemplo Granma, para avanzar, que Holguín no ha podido hacer?  Sería inteligente una mirada a lo que realiza ese territorio vecino.

 La Eide es la más cuestionada. Su accionar como principal centro de formación atlética necesita atención especial en ese examen que urge, pues la calidad de su labor determina en alto grado. Un punto sensible en esa institución es lograr que la estructura técnica tenga sus plantillas cubiertas adecuadamente. En el curso que finalizó faltaron en la Eide jefes de grupos de deportes  y en general hasta 24 técnicos como  se informó en el departamento de Alto Rendimiento de la dirección provincial de Deportes.  Y persistir para lograr en todas las disciplinas de su programa una matrícula de la mayor calidad posible.

La  falta de técnicos o especialistas, no solo en esos centros, es un reto que demanda prioridad de solución. Sabemos que algunos entrenadores que migraron a otros trabajos han manifestado su deseo de regresar después del incremento salarial. En algunos casos, aunque no sea lo deseado, es preferible tener en un área a un activista sin la instrucción suficiente, a que los niños de determinada matrícula estén inactivos por no tener profesor.

En este 2019, los mejores resultados de Holguín en pioneriles fueron las terceras posiciones de baloncesto, balonmano (ambas zonales), boxeo y clavados. Se distinguieron en escolares os segundos puestos de tiro y vela y los terceros de ciclismo, gimnasia artística, pentatlón y remo. En juvenil  sobresalieron  los primeros peldaños de balonmano y ciclismo;  el segundo de remo y el tercero de vela.

Al observar en  general las cosechas en  las tres categorías, vemos que varias disciplinas andan bien: balonmano, ciclismo, clavados, esgrima, gimnasia artística, remo y tiro, vela, con ubicaciones entre los seis primeros.  Otras que tradicionalmente  han estado entre las primeras, han descendido: ajedrez, bádminton, gimnasia rítmica, judo, levantamiento, softbol y taekwondo.

Del resto, las peores son (pioneril, escolar y juvenil, respectivamente): atletismo (11-12-11),  béisbol (6-12-12), boxeo (3-13-12), fútbol (13-10-12), hockey sobre césped (no se compitió, 10 y no participó), lucha (16-16-15)  y voleibol de sala (13-5-15) y voleibol de playa (11-11-5). Algunos casos hay una categoría que está bien. Vean que ese grupo  predominan los deportes colectivos.

A veces se labora con ahínco, pero  se utilizan mecanismos inadecuados o que necesitan renovación, por eso es tan vital contraponer lo positivo con lo que no marcha bien, para  encontrar lunares y por ende determinar las tareas para enmendar y resolver.

Que Holguín no esté como debe pioneril, escolar y juvenil puede comprometer el futuro inmediato y mediato del deporte de alto rendimiento aquí y en especial a la categoría de adultos, y el aporte que este territorio debe darle al país en correspondencia con su potencial, extensión territorial y población.

 

 

 

 

 

 

Número redondo en Lima-2019

Nota: Disculpen: El sitio no me ha permitido subir las fotos

Hola: Los deportistas holguineros llegaron a un número redondo en medallas de oros en Juegos Panamericanos, en Lima-2019. También les ofrecemos el resumen de lo hecho por los competidores holguineros en esos XVIII Juegos en la capital peruana. Veamos:

Número redondo de Holguín en Lima-2019
Calixto González Betancourt /calixtogb@gmail.com
Los holguineros lograron un número redondo histórico en los XVIII Juegos Panamericanos Lima-2015, al sumar su oro número 55 en esas lides hemisféricas; se quedaron a una plata de las 50 y sobrepasaron los 40 metales bronceados, al llegar a 42.
El primer oro holguinero en Panamericanos lo aportó un remero, Nelson Simón (en cuatro par) cuando Ciudad de México-1975 y ahora en Lima, el número 55 perteneció a un esgrimista, Luis Enrique Patterson, en espada por equipo. Esta medalla también pertenece a Humberto Aguilera, quien formó parte de ese colectivo, aunque no compitió (para las estadísticas es una sola medalla, por ser modalidad colectiva).
En Lima, los holguineros acumularon un oro, una plata y tres bronces; cuatro cuartos lugares; seis quintos; tres sextos y un séptimo.
“No renuncio a la clasificación olímpica.
“Una competencia exigente y mucho frio”, fue lo primero que me dijo el voleibolista de playa Sergio González al preguntarle sobre su participación en los XVIII Juegos Panamericanos Lima-2019, donde su dupla se ubicó en quinto lugar.
“No todo salió bien en Lima, donde teníamos para más. Nos descuidamos en el primer partido ante Uruguay, en lo que yo tuve la mayor responsabilidad y jugamos bien ante la pareja de Brasil, para importante éxito. Chile, como sabíamos, fue un rival muy fuerte, al que no pudimos vencer. Por el quinto puesto nos desquitamos de los uruguayos”, explicó Sergio.
“Estamos en un proceso de ajustes y adecuación con el nuevo compañero de la dupla, Luis Enrique Reyes, que es muy joven, pero con facultades.
Ahora hay que tener paciencia; Reyes en bloqueador, igual que yo y necesitamos que mejore su defensa”, agrego.

Sergio, junto al anterior integrante del dúo, logró ascender en el ranking mundial, participar en ese circuito y ubicarse quinto en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro.
Para ir a Tokio-2020, el desafío es muy complejo; al respecto precisó González: “No renunciamos a la clasificación olímpica, pero es muy difícil obtenerla por el ranking, entonces nuestra posibilidad es buscar el boleto en un torneo Norceca clasificatorio, que se efectuará el próximo año. Hacia ese torneo están dirigidos nuestros propósitos”.

La fiesta seguirá en Lima
Con los Juegos Parapanamericanos, la fiesta hemisférica deportiva seguirá en Lima, del 23 de agosto al 1 de septiembre. Tres holguineros integran la representación cubana a ese certamen.
La tenista de mesa holguinera Yanelis Silva Zamora concurrirá a sus cuartos Parapanamericanos, en los que archiva dos oros y un bronce. En la categoría tres fue por diez años la mejor de América y en Lima buscará su cuarta medalla en esas justas.
Su compañero de disciplina, Enrique Cuenca Roche (categoría uno) intentará ahora mejorar su quinto peldaño de Toronto-2015. Yanelis y Enrique pertenecen a la Aclifim (Asociación Cubana de Limitados Físico-motores).
Por Holguín debutará Ulises Aguilera Cruz, en lanzamiento de la jabalina en la categoría 13 (débil visual). Actualmente es recordista continental y favorito para el oro en los Parapanamericanos. En la Copa Cuba de Atletismo compitió junto con los convencionales y ocupó el tercer puesto.

Resumen de los resultados de holguineros en los Juegos Panamericanos Lima-2019.
Atletismo: Leonel Suárez, quinto lugar en decatlón.
Rosaidi Robles, eliminada, no hizo salto válido en pértiga.
Bádminton: Taimara Oropesa, quintos lugares en individual, doble mixto y
doble femenino.Balonmano: José Rivero, quinto.
Béisbol: Yordan Manduley (torpedero) y Wilson Paredes (lanzador),
sextos.
Ciclismo: Idaris Cervantes, sexta en madison.
Alejandro Parra, séptima en madison.
Esgrima: Luis Enrique Patterson, oro en espada por equipo.
Daylin Cristina Moreno, sexta en florete por equipo y eliminada
en florete individual.
Humberto Aguilera, oro en espada por equipo y eliminado en
florete individual.
Gimnasia Rítmica: Danay Utria, bronce en conjunto de tres pelotas y
dos pares de mazas y cuarta en conjunto de cinco pelotas.Judo: Roberto Almenares, bronce en 60 kilogramos.
Levantamiento de pesas: Juan Columbié (109 kilos), cuarto.Remo: Alexei Carballosa, bronce en cuarto remos, ligeros ycuarto en doble par de remos cortos ligeros.
Softbol: Luis Raúl Domínguez (torpedero), cuarto.
Taekwondo: Rogelio López, eliminado en el primer combate, 69 kilos.
Tiro: Leuris Pupo, plata en pistola de tiro rápido, a 25 metros.
Vela: Dennier Infante, eliminado en láser estándar.
Voleibol de playa: Sergio González, quinto.

Holguín: Número redondo en Lima-2019

Hola: A un número histórico redondo en medallas de oro en Juegos Panamericanos llegaron los deportistas holguineros en Lima-2019. También les ofrecemos el resumen de la actuación de los competidores de esta provincia en esos XVIII Juegos de este continente. Vemos:

Número Redondo de Holguín en Lima-2019
Calixto González Betancourt /calixtogb@gmail.com

Los holguineros lograron un número redondo histórico en los XVIII Juegos Panamericanos Lima-2015, al sumar su oro número 55 en esas lides hemisféricas; se quedaron a una plata de las 50 y sobrepasaron los 40 metales bronceados, al llegar a 42.

El primer oro holguinero en Panamericanos lo aportó un remero, Nelson Simón (en cuatro par ) cuando Ciudad de México-1975 y ahora en Lima, el número 55 perteneció a un esgrimista, Luis Enrique Patterson, en espada por equipo. Esta medalla también pertenece a Humberto Aguilera, quien formó parte de ese colectivo, aunque no compitió (para las estadísticas es una sola medalla, por ser modalidad colectiva).

En Lima, los holguineros acumularon un oro, una plata y tres bronces; cuatro cuartos lugares; seis quintos; tres sextos y un séptimo.

Resumen de los resultados de holguineros en los Juegos Panamericanos Lima-2019

Atletismo: Leonel Suárez, quinto lugar en decatlón Rosaidi Roble s, eliminada, no hizo salto válido en pértiga
Bádminton : Taimara Oropesa, quintos lugares en individual, doble mixto y doble femenino.
Balonmano: José Rivero, quinto.
Béisbol: Yordan Manduley (torpedero) y Wilson Paredes (lanzador), sextos .
Ciclismo : Idaris Cervantes, sexta en madison.Alejandro Parra, séptima en madison
Esgrima : Luis Enrique Patterson, oro en espada por equipo. Daylin Cristina Moreno, sexta en florete por equipo y eliminada en florete individual . Humberto Aguilera, oro en espada por equipo y eliminado en florete individual.
Gimnasia Rítmica : Danay Utria , bronce en conjunto de tres pelotas y dos pares de mazas y cuarta en conjunto de cinco pelotas.
Judo: Roberto Almenares, bronce en 60 kilogramos.
Levantamiento de pesas : Juan Columbié (109 kilos), cuarto.
Remo : Alexei Carballosa , bronce en cuarto remos, ligeros y cuarto en doble par de remos cortos ligeros.
Softbol: Luis Raúl Domínguez (torpedero), cuarto.
Taekwondo : Rogelio López, eliminado en el primer combate, 69 kilos
Tiro : Leuris Pupo, plata en pistola de tiro rápido, a 25 metros
Vela : Dennier Infante, eliminado en láser estándar
Voleibol de playa : Sergio González, quinto

Un duende de varios colores

Hola: Manuel Ismael Pavón Sánchez es un holguinero de todos los tiempos, en los que ha dejado huellas del bien en el deporte, la radio, el periodismo y otras tareas,  pero la comicidad lo retrata, en sus ocho décadas de vida multifacética y de realizaciones. Veamos:

Un duende de varios colores

Calixto González Betancour  /calixtogb@gmail.com

 

 
 
 
 
pavon foto okManuel Pavón es un holguinero polifacético. Foto: Carlos Rafael
 
El paso de los años han hecho lo suyo, pero los ojos achicados y chispeantes, acompañados de una pícara sonrisa, permanecen intactos en el multifacético Manuel Ismael Pavón Sánchez, quien cumplió recientemente 80 años  de edad.
 

Es un holguinero de aquel y este tiempo. Sus huellas bien marcadas aparecen en el deporte y la radio, como deportista, entrenador, funcionario en Holguín del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), historiador deportivo, periodista, comediante, actor, excéntrico musical, maestro de ceremonias; hasta ha escrito canciones.

Su vida se ha caracterizado por simultanear en varias tareas, mas si tuviéramos que definirlo por una de sus tantas facetas, diría que la comicidad lo retrata, a pesar de su seriedad y constancia en el trabajo. Tiene tres hijos y seis nietos. Vive con su hija Francis en calle Agramonte, Holguín.

A Pavón lo conocí a mediados de la década de 1970, cuando yo hacía mis pininos como periodista en el movimiento de corresponsales deportivos voluntarios, que él dirigía junto al desaparecido Germán Pupo Ochoa. Desde entonces he reído mucho con sus cuentos, gestos y cambios de voz. Continúa sin perder oportunidad para algunas de sus ocurrencias y, como siempre, se muestra sencillo y amistoso.

Camina con dificultad, hace algún tiempo sufrió un trombo en la pierna derecha, pero llegó a la hora convenida y en el vestíbulo del periódico ¡Ahora! transitamos su andar en una extensa y animada charla, que parecía no tener fin, salpicada con anécdotas humorísticas.

Evoca su llegada al mundo y el transcurrir de su infancia: “Nací el 17 de junio de 1939, en una vivienda de madera, ubicada en calle Agramonte, esquina Maceo en Holguín. Rafael, que era herrero y Esperanza fueron mis padres y Antonia es mi única hermana.

Yo era un niño muy travieso; había pobreza y ayudaba a la abuela materna Lala a distribuir alimentos en varios puestos de ventas en la Plaza del Mercado. Entonces, solo pude estudiar hasta el noveno grado”.

¿Al deporte, cómo llega?

-Por carteles, anuncios y periódicos conocí de la existencia del deporte de la lucha, disciplina que me atrajo, al igual a otros adolescentes. Un grupo de muchachos intentábamos hacer lucha por nuestra cuenta, en un terreno baldío.

Entonces desde La Habana llegó Raúl Acao, apodado El Halcón Negro, un deportista profesional, especialista en lucha pancracio . Al vernos como practicábamos, se reía y acotó: ustedes se están matando. Nos enseñó la técnica y secretos de ese tipo de combate, en un solar que fue acondicionado como se pudo, así me hice luchador pancracio con notables resultados y participé en varias competencias aquí y otras provincias…

¿El sector deportivo te ocupó por muchos años?

-Poco después del Triunfo de la Revolución estuve entre los convocados a una reunión sobre deportes en la Biblioteca de la ciudad. Se determinó que fuera a La Habana para recibir un curso técnico, que nos preparó como entrenador de lucha olímpica (libre), tarea que cumplí por más de 10 años, incluso alisté militares y a otros atletas que luego fueron destacados gladiadores como Javier Campos, integrante de la delegación del Cerro Pelado (oro en San Juan-1966) y unos de los pioneros en los logros de esta disciplina aquí en la nueva época.

Me hice Profesor de Educación Física y años más tarde Licenciado en Deportes. A solicitud del Inder, atendí el departamento de Propaganda y Relaciones de la Dirección de Deportes en el antiguo regional Holguín y en los primeros tiempos de la nueva provincia.

Posteriormente ocupé ese cargo en el municipio capital hasta que me jubilé. Fungí como jefe de la comitiva cubana a un torneo internacional de lucha en Bulgaria y durante tres meses asumí el cargo de director provincial de Deportes, mientras viajaba al exterior el titular de ese cargo, sin dejar la responsabilidad en el departamento de Propaganda. También le he dedicado tiempo a la historia del deporte.

¿Igualmente, periodista?

-Fui, varios años, periodista deportivo en Santiago de Cuba y Holguín. Reporté eventos en esas ciudades y otras para la radio, periódicos nacionales, colaboré con el ¡ahora! y la antigua revista LPV. En 1972 narré por Tele Rebelde un tope amistoso de lucha libre Cuba-Bulgaria, en Santiago de Cuba.

¿Temprano comenzaron las inclinaciones por la cultura y la actuación?

-En 1953, con solo 14 años forme un dúo musical de comediantes Los Caza Moscas, que hacía presentaciones en las emisoras CMKF y CMKO. En un estudio radial llamado Cristal promocionábamos firmas comerciales como la galleta Yeya.

Formé parte de las orquestas Estrellas de Oriente y Melodías del 64, y del quinteto los Piser, tenía en ese tiempo 20 años de edad. En estos desempeños me ganaba algún dinero. Como aficionado, trabajé en el teatro en un local de la calle Aguilera e integré un dúo excéntrico musical con Manolo Caballero.

Como prestación de servicios trabajé en el secretariado provincial (Oriente) del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte (SNTECD) en Santiago de Cuba y en el sindicato de Artes y Espectáculos (SNTAE) en el Regional Holguín.

Soy fundador del grupo dramático de la emisora provincial. Por más de dos décadas laboré como aficionado en la radio, lo que me dio derecho después a evaluarme y tener el primer nivel de actuación, Cuando me jubilé en Deportes, me convertí en profesional de la Radio.

He actuado en varios programas cómicos e infantiles, como Fiesta de Colores. En mi quehacer aparecen también desempeños en cuentos humorísticos, teatros, novelas, programas históricos; en dramatizados en la televisión y en el teatro con obras como El Médico a Palos y Tupac Amaru.

En 1977 hice un video: El Tiburón, de Enrique Jorrín, junto al comediante William Delgado y la cantante Fara María, en la villa Don Lino. Fue visto en varios países de Europa.

Igualmente tengo varias colaboraciones con los estudios Anima del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, en doblajes a los animados en las obras Abdala, Cuarta Dimensión y El Camarón Encantado, que fue escogido entre las 10 actividades más importantes de la cultura holguinera en 2015.

Dicho animado participó en un Festival Internacional del Cine Latinoamericano. He sido animador y presentador de espectáculos artísticos y deportivos y jurado de programas deportivos en el Festival Nacional de la Radio de 1994, efectuado en Holguín.

¿Y actualmente, qué haces?

– En Radio Angulo, además de Fiestas de Colores, actúo en varios espacios dramatizados, entre ellos Estampas Holguineras, el instructivo El Farolero y los cómicos Entre el Jigüe y el Marañón y La cosquilla. Actúo además en El Cuento y La Novela. Escribo textos para las presentaciones de los locutores y atiendo el espacio Historia del Deporte en la Revista Deportiva del Domingo, que cumplió 29 años.

¿Fiesta de Colores te ha marcado?

-Soy fundador de ese programa, que lleva 37 años en el aire. Hago el personaje El duendecillo Estropajo, con varios tonos de voces. Me dieron el Diploma por constancia y amor a ese espacio infantil en su aniversario 35. La gente, los muchachos en la calle, a veces me llaman por el nombre del personaje…

¿Muchos otros reconocimientos?

– Recibí el Micrófono de la Dignidad, las medallas Mártires de Barbados, Fundador de los CDR, XX aniversario de las FAR, Fundador del Inder y otros. He recibido Premios en Festivales Provinciales y Nacionales de la Radio Cubana.
No podía Pavón despedirse sin hacerme reír nuevamente, al repetirme pasajes del su monólogo cómico de los dos ejércitos, cuando una de las partes envió un mensaje al enemigo, con una gallina porque no había paloma mensajera y con la advertencia que si durante esa encomienda el ave ponía un huevo no se lo fueran a coger.
 
 

Enigmáticos Cachorritos

Hola: Holguín no logró su objetivo de clasificativo, pero pudo rebelarsre en la recta final, con una cadena de triunfos, para abandonar el sótano de su grupo y terminar entre los ocho primeros en el VI Torneo Nacional Sub23 de Béisbol. Veamos:


Cachorritos Enigmáticos

Calixto González Betancourt /calixtogb@gmail.com

En el momento más crítico del quehacer de Holguín en el VI Torneo Nacional Sub23 de Béisbol, cuando acontecían reveses tras reveses, pensé que el título resumen más apropiado sería Ilusiones Perdidas (con perdón de igual título literario), si nos remitíamos al previo propósito de luchar una vez más por la clasificación…
Sin embargo, ya en la recta final, aunque tarde para logros mayores, el plantel enderezó y tejió una cadena de ocho triunfos seguidos, es decir, sumó ese número de victorias en sus últimas nueve presentaciones. Entonces, aquel mencionado y posible titular hubiera sido injusto, porque los Cachorritos no lograron su objetivo, pero fueron capaces de rebelarse y abandonar el helado sótano de su grupo D, al que parecían condenados, y finalmente terminar como escolta del puntero en su agrupamiento y en un octavo puesto general, entre 16 concursantes.
Después del líder Santiago de Cuba (24-12), en el D, se manifestó paridad entre los otros tres oponentes: Holguín (17-19), Granma (16-20) y Guantánamo (15-21). En los compromisos particulares, los holguineros cedieron 5-7 ante los santiagueros e igualaron (6-6) con granmenses y guantanameros.
Ilusionó el inicio del torneo, con 3-1 favorable a los nororientales en el enfrentamiento con Granma, luego que la subserie de apertura, versus Santiago de Cuba, quedó pospuesta por falta de alojamiento en esa provincia. Seguidamente hubo división de honores (2-2) contra Guantánamo. La segunda vuelta fue desastrosa para Holguín: solo dos triunfos en 12 juegos y perdidas las tres subseries. En los terceros enfrentamientos llegó el alza, particularmente en los últimos dos encuentros frente a Granma, lo que siguió con barrida a Guantánamo y un balance a favor en los desafíos recuperados ante Santiago de Cuba.
Aunque con otras peculiaridades en esta edición, los holguineros reincidieron en un desempeño intermitente, de altibajos, en los diferentes renglones del juego, incluso es su mayor lunar, la defensa, que no permitió prever una estabilidad en su accionar sobre el terreno, durante el desarrollo del certamen. Por eso la calificación de enigmáticos Cachorritos.
Al mentor Francisco Aballe, la defensa, lo que anunció como lo mejor, le jugó una mala pasada. Un aspecto para que los técnicos reflexionen y profundicen: ¿Por qué se espera un buen comportamiento en ese aspecto y fue todo lo contrario?
En mil 430 lances hubo 64 errores, para un average de 955 (lugares duodécimo-decimotercero).Pero esos guarismos, en algún momento, fueron aún peores. Estos problemas causaron 33 carreras sucias de los rivales.Las fallas en este acápite se extendieron más allá de las pifias que no se anotan, para entrar en el campo de la llamada mecánica de juego, lo que también mucho afectó.
Las estadísticas definitivas, colectivas e individuales, fijan números, incluso no despreciables, pero sin expresar el decursar errático en unos partidos a otros. Holguín bateó para 270 (décimo) y 178 carreras impulsadas; y el pitcheo tuvo 4,59 en promedio de carreras limpias permitidas (también décimo). En lo individual resaltan Iván Prieto (no jugó las últimas subseries debido a lesión):340 de average y 21 carreras impulsdas; Noel González (325-27) y Yasiel González (288-24 y cinco jonrones), entre otros.
En el pitcheo, el mejor p/cl lo tuvo Michel Cabrera (2.85), dos ganados y uno perdido, Yoel Aguilera, el que más ganó en el equipo, 4-2 y 4.62 p/cl. Otros rendimientos; José Álvarez (2-1 y 3.18), Daniel Cisneros (2-0 y 3.32) y Edmanuel Chapman (2-2 y 4.30). Se esperaba más aporte de José Sánchez (1-2 y 4.52) y Luis Cáser (2-6 y 4.0), el principal cerrador y luego abridor.
La mayoría de las victorias coincidieron, como suele suceder, con un pitcheo más efectivo, pero, su manejo, a veces, no pareció el más adecuado, según criterios emitidos por conocedores y algunos hechos observados en los juegos que pudimos ver u oír.
La mejor cosecha del torneo sub-23 para el béisbol holguinero fue el fogueo de figuras que pudieran contribuir a la actuación del equipo de casa en la próxima Serie Nacional y conocer algunos novatos con facultades para despuntar.  

Pioneriles: Fisuras en la raíz

Hola:Siempre nos referimos al futuro cuando tratamos del deporte escolar, y es así, pero la raíz de este asunto está más allá y la encontramos en las clases de Educación Física y en las áreas de los combinados, que son donde laten los corazones de la actividad muscular y mental de los niños con más talentos, seleccionados para una preparación especializada, pensando en el porvenir. Veamos:

Pioneriles: Fisuras en la Raíz

Calixto González Betancourt /calixtogb@gmail.com

Si los primeros eslabones no andan bien, dígase las clases de Educación Física y las áreas deportivas, es difícil positivos resultados integrales en las competencias Pioneriles y hace más complicado el trabajo de captación y de formación deportiva en la Eide (Escuela Integral de Deportes).

Foto: Radio Cadena Agramonte

  Las clases de Educación Física son para todos los educandos como componente importante en la formación físico-espiritual del individuo y también puede ser el primer espacio del despertar de la vocación deportiva y para descubrir cualidades y talentos. A veces se subestiman o no se le dan el valor real a estas clases, por eso debe ser tarea permanente de Educación y Deportes “vigilar”, insistir y evaluar para que esta necesaria actividad se realice y sea de calidad, más allá de garantizar profesores de esta disciplina para todas las escuelas.
Lo mismo podemos decir de las áreas. Tanto en un caso como en el otro la situación dista de ser color de rosa en esta provincia, sin caer en la ligereza de verlo todo en blanco o negro y sin olvidar las carencias materiales.
Un pequeño botón de muestra o ejemplo negativo: Recientemente, luego de hacer un reportaje en un área modelo de béisbol en el municipio de Holguín, intentamos averiguar a través de colaboradores como estaban sus similares en ese territorio.
Las respuestas no fueron alentadoras: En ese tiempo ninguna otra área de pelota estaba funcionando, porque sus profesores estaban involucrados en el Torneo Provincial de adultos o carecían de técnicos o se desconocían las causas.
Al respecto, tuve un debate enriquecedor con un grupo de comisionados provinciales. El análisis y el intercambio rebasaron la situación de las disciplinas que atienden esos funcionarios. Al final pudimos resumir varios de los aspectos que influyen negativamente en el trabajo de los técnicos en sus áreas: Estrategias que no coinciden entre lo que se quiere y se hace, problemas de estructura del trabajo planificado, las faltas de motivación, creatividad y de más dedicación.
Por supuesto, también se trató de las carencias o limitada disponibilidad de medios para preparar a los niños y la reducción considerable de la fuerza técnica disponible, lo que provoca la paralización o eliminación de áreas. Por ejemplo, en Moa, uno de los municipios potencia deportiva de esta provincia, fueron cerrados dos combinados, de cuatro existentes, con lo cual desaparecieron varias áreas deportivas.
Según una cifra del departamento de Alto Rendimiento Provincial, en el pasado curso (2017-2018) las áreas perdieron 269 técnicos por causas diversas, entre las que se cuentan lo que se fueron a trabajar en el turismo o para convertirse en cuentapropistas en varias faenas, abandono de misión o se encuentran en otras naciones como entrenadores por decisión personal.
En el debate mencionado se abordó lo que se hace en otras provincias con el deporte pioneril y si es adecuado o no, concentrar a esos pequeños deportistas un tiempo previo prudencial para redondear el alistamiento y trazar estrategias, como se hace en otras comarcas.
Hago estás reflexiones, después de observar los resultados de Holguín, generales y particulares de varias disciplinas, en las Copas Nacionales Pioneriles de este año. Aunque todavía falta conocer el desempeño de dos deportes, el lugar 12 de la provincia es ya inamovible.
En el 2018 Holguín quedó décimo y se pensaba que ese lugar podría mejorarse ahora hasta el octavo, pero ocurrió lo contrario. El duodécimo puesto es malo en cualquier circunstancia, pero más para una provincia como la nuestra, de alta cifra poblacional y gran extensión territorial, de considerables números de escolares, instalaciones deportivas…
Son meritorios los resultados del baloncesto, balonmano , boxeo, gimnasia artística y clavados (se anunció como primero, pero pasó al tercero por reclamaciones de otras provincias). El resto se califica modesto o malo.
El béisbol clasificó para finales en lid que se desarrolla en Granma, donde el plantel nororiental está demostrando ser el más débil de los concursantes, con tres nocaos recibidos en las primeras jornadas, incluyendo un marcador de escándalo, 27-5; los otros dos, 19-5 y 13-0.
Como los niños que compiten en las competencias pioneriles proceden de las áreas, eso infiere y demuestra que la raíz tiene fisuras, como hemos comentado. La problemática es compleja, pero además de intentar soluciones puntuales, no queda otra que trabajar con lo disponible.
Una respuesta en parte a la falta de técnicos es preparar más activistas y la continua exigencia por la acción sistemática en las áreas.
Resultados de Holguín en los Pioneriles: Terceros lugares en baloncesto, balonmano (ambos en competencias zonales), boxeo y clavados. Cuarto en gimnasia artística; séptimos en bádminton y tenis de mesa y octavo en judo, levantamientos de pesas y natación artística. El resto: pentatlón (noveno), gimnasia rítmica y tenis (décimos); atletismo y taekwondo (oncenos); futbol, kárate do y voleibol (décimoterceros) y lucha (décimosexto). Faltan resultados de béisbol (en marcha) y ajedrez (en julio). Holguín envío representaciones en 23 de los 28 convocados (el patinaje asistió, pero definitivamente no compitió.

Jimmy, un precursor

Davies
Jimmy en plena juventud

Hola: El  médico y baloncestista  holguinero Jimmy Davies Wrigth simboliza al deporte cubano antes y después del triunfo de la Revolución. Veamos:

Jimmy, un precursor

Calixto González Betancourt

calixtogb@gmail

Fotocopia: Elder Leyva

Si queremos referirnos a un deportista integral y luego a un sobresaliente profesional, el mejor ejemplo lo tenemos en el holguinero Jimmy Davies Wrigt, de quien acabamos de recordar el onceno aniversario de su fallecimiento, acaecido el 22 de abril de 2008.

Ya una vez escribimos que Jimmy Davies Wrigth simboliza al deporte cubano antes y después del triunfo de la Revolución, cuya inmensa obra social le permitió materializar sus sueños profesionales y ser un  abnegado soldado en los logros de la medicina en este país y de la colaboración internacionalista.

En la década de 1950 las canchas cubanas lo vieron brillar  en el baloncesto, disciplina que tenía  entonces en la Ciudad de Los Parques  a una de las principales plazas del país. Sin haber cumplido todavía los 18 años de edad ya se distinguía como  defensa regular  en el equipo del Instituto de Segunda Enseñanza de Holguín,  plantel que sumó cinco coronas nacionales en la categoría juvenil. Con esa selección realizó un periplo competitivo por tres nacionales: Honduras, El Salvador y Nicaragua

 Cargaba a cuesta un pecado de la sociedad de entonces, ser negro. Único con la piel oscura de su plantel. Por eso tuvo por esos tiempos  que limitar su accionar entre jóvenes, porque la Unión Atlética Amateur (para adultos) sólo aceptaba blancos.

Pero mejor época para Jimmy llegaría con el triunfo de la Revolución, que le permitió lucir con esplendor toda su calidad de basquetbolista. En 1960 integra el equipo cubano de baloncesto y desde entonces y por varios  años sería  uno de sus baluartes como un reconocido defensa y de los primeros logros  del deporte en la nueva  época de la Patria.

Se cuenta como uno de los tres debutantes holguineros en Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC), al formar parte de la selección nacional, cuarto lugar en  Kingston, Jamaica-1962 y después uno de los 14 de esta comarca oriental miembro de la histórica delegación del Cerro Pelado a los X JCC  de San Juan, Puerto Rico, donde su equipo obtuvo la medalla de bronce.

Vistió los colores de Cuba  en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá-1967 (cuarto) y en las Universiadas de Sofia, Bulgaria-1961 (entre el quinto-octavo), Porto Alegre, Brasil-1963 (plata) y Budapest, Hungría-1965  (séptimo), Preolímpico de Yokohama, Japón-1964, I Centrobasquet Ciudad de México-1965, Juegos Universitarios Latinoamericanos La Habana-1963.  Lidió en Checoslovaquia, Bulgaria, ex RDA, Polonia, Hungría y en otras naciones.

Miliciano desde los primeros momentos de la Revolución, militante de la UJC desde 1964 y  del PCC  a partir de 1969. También sus  propósitos de ser médico se vieron materializados. Se graduó en medicina en 1966 en la Universidad de La Habana, para convertirse en cirujano y profesor asistente de esa especialidad. Su  brillante currículum muestra que se desempeñó como director del hospital Julio Trigo en La Habana y cumplió misiones de colaboración médica en Jamaica, Etiopia, Sudáfrica, Zimbabwe e Iraq, entre otras tareas, que le merecieron numerosas condecoraciones y reconocimientos.

La vida del holguinero Jimmy es un  manantial inagotable para las nuevas generaciones de deportistas y profesionales cubanos.