¿Rey Arruinado?

Hola: Por sus múltiples eventos, variantes técnicas, opciones competitivas y cantidad de medallas posibles que puede aportar, al atletismo se le llama el deporte rey,  sin embargo, en Holguín es una de las disciplinas rezagadas. Veamos:

Cajón de saltos  pide  arena         Pista de arcilla endurecida  en la Eide

El atletismo en Holguín

¿Un Rey Arruinado?

Calixto González Betancourt       Fotos: Elder Leyva

calixtogb@gmail. com

Ya en una ocasión al referirme al atletismo holguinero titulé  mi trabajo: De rey nada, pobre vasallo. De entonces acá el crítico panorama atlético se ha enrarecido más. Por eso me preguntaba: ¿cómo calificarlo ahora?…

El 2017 comenzó para el atletismo holguinero con un duodécimo lugar en la Copa Cuba, evento que realmente no debería considerarse un campeonato nacional, pues solo pudieron competir los miembros de la preselección nacional y otros invitados. Se alegó que no había capacidad de alojamiento (¿?). Por tal motivo esta provincia lidió con sus siete discípulos en centros del país, en La Habana y un invitado, en las especialidades de jabalina, disco, pértiga y en carreras de distancias largas; cinco mujeres y tres hombres. Dos muchachas juveniles de la Eide, en salto triple y pértiga, con marcas requeridas no pudieron concurrir por la limitación mencionada.

El botín se redujo al oro del jabalinista Laffita y a la plata del invitado Yulexis La O, plata en diez mil metros, aunque se acumularon dos cuartos lugares en pértiga y jabalina femeninos. El  estelar decatlonista  Leonel Suárez, en fase de recuperación, solo concursó en jabalina y disco, con resultados discretos.

La mejor ubicación  nacional de Holguín en este deporte el pasado año fue el décimo puesto en juvenil; duodécimo escolar y decimoquinto en mayores. En zonal pioneril quedó cuarto; para un decimocuarto integral.

“El trabajo en la base (municipios) es insuficiente. En ese nivel laboran 78 técnicos (69 licenciados en Cultura Física). Sus conocimientos están desactualizados debido a que no reciben cursos. En el 2016 se hizo un buen seminario de pruebas múltiples en Holguín y está previsto otro para el próximo octubre sobre técnicas de saltos. Solo no hay técnico en Antilla. La materia prima (niños) la aporta Educación, después de la 4:30 de la tarde (teóricamente hasta la 6:30 pm). El tiempo de preparación es poco y no siempre se aprovecha bien. La disposición y actitud de los entrenadores es variable”, adujo Andrés Morales, Comisionado Provincial de Atletismo al referirme a las causas del estado actual del atletismo en esta región.

Añadió que falta creatividad de los profesores ante la falta de implementos y otras carencias; solo aceptable lo que se hace en el municipio de Holguín, Mayarí y Moa.

Se han detectado dificultades en el trabajo técnico-metodológico y poca calidad en las promociones de los municipios a la Eide. Según el Comisionado el sistema de evaluación para los técnicos, aplicado en los Combinados deportivo resulta una traba, pues se miden varios elementos y no tiene la prioridad debida la formación y promoción de atletas. Hay municipios que andan mal y todos sus entrenadores tienen evaluación de bien y muy bien, lo que también le sucede a las otras disciplinas.

Es obvia una incongruencia: se aplica un sistema de evaluación establecido por el organismo que no prioriza resultados,, sin embargo, las visitas de inspección nacional del Inder, en los últimos tres años, ha señalado al atletismo holguinero que no hay relación entre los pobres resultados y las evaluaciones que se le otorgan a los profesores.

Los eventos de base son muy pocos o brillan por su ausencia. En los municipios, además de escasear los implementos, prácticamente no existen instalaciones (cajón de saltos, pistas).

Andrés Cruz, quien lleva 14años trabajando con el atletismo, tres de comisionado, dijo no entender   porque para 2017 no se planificó ningún evento provincial para su disciplina (se efectuarán 19 eventos de otros de ese nivel). Aseguró que los mejores momentos del atletismo aquí coincidieron con la celebración de varias lides territoriales.

Cruz abordó críticamente la labor de la Eide: “ Los resultados en competencias no son favorables. Para esta etapa tenemos pocas opciones en los Juegos Escolares, pero podríamos mejorar en juvenil. En los últimos tres años, en todos los cursos se ha tenido que cambiar el Jefe de Cátedra en ese centro, debido a fallas en el trabajo y en la cohesión del colectivo técnico e insuficientes retención escolar”.

En la evaluación nacional los resultados en escolares y juveniles son determinantes. Mariano Cabrera, veterano entrenador en la Eide comentó: “Tratamos de hacer la mejor captación posible en los municipios, a veces no logramos retenerlos. Los niños llegan a este centro sin la preparación básica adecuada, lo que conlleva a un arduo trabajo en el primer año. Ahora laboramos pensando ya en los cambios de grupos de edades competitivos que se harán en el próximo curso, entonces serán 13-14, 15-16 y 17-18. Tenemos varios alumnos de potencialidades en una matrícula de 54 de saltos, lanzamientos, carreras con vallas, pero no tenemos de velocidad. Solo nueve clasificados para los venideros Juegos Nacionales Escolares; podría aumentar esa cifra en los eventos de repechaje”.

Entre los que despuntan están los triplistas Andy Rodríguez, y Madelaine Pupo, quien con 16 años ya ha saltado 15,90 metros.

El Jefe de Cátedra en la Eide, Edilberto González dijo que su colectivo es de seis entrenadores, todos licenciados (dos másteres), Reconoció que en el último recorrido por los municipios encontraron un solo alumno con posibilidades, una muchachita para el disco. De su matrícula, 41 continuarán el próximo curso. Los posibles nuevos ingresos todavía no se han previsto, debido a los ajustes por hacer teniendo en cuenta los cambios en los grupos de edades.

Edilberto también ha promovido a centros nacionales como el jabalinista Laffita.

Francisco Rodríguez, jefe de grupo, aseguró que el trabajo de los municipios no es bueno y eso incide en la calidad de la matrícula de la EIDE. “Ya en la base los festivales por enseñanzas no se realizan”.

En la Eide hay carencias de medios deportivos para el atletismo. Lo peor es la ausencia o mal estado de las instalaciones. Es una de las pocas provincias que no tiene pista de recortán. Cuentan con una de arcilla, que tiene actualmente la superficie muy dura, clama por mantenimiento, mientras el cajón de salto “pide a gritos” arena. Otro cajón de saltos está abandonado, cubierto por malezas. Se impone igualmente arreglar la pistilla. No hay cercas que protejan estas instalaciones. En algún momento han entrado personas con carretillas para llevarse la arena. En este sector lo único positivo es la buena jaula para los lanzamientos.

Raúl Pupo, subdirector deportivo de la Eide, adelantó que hizo una inversión para situar pronto una cerca perimetral. En cuanto a la pista, considera que debería hacerse nueva. Evaluó de positivo el desempeño actual del colectivo técnico en el atletismo.

Mariano, quien tiene promovidos tres garrochistas en centros del país, recordó que los implementos cuestan muy caro al país; una garrocha   vale cinco mil dólares. “La cuota de participación en las justas escolares y juveniles es insuficiente, además no afecta estar en la zona clasificatoria más fuerte del país, por tal motivo se nos excluyen atletas con mejores resultados que otros residentes en otras regiones del país”.

Al valorar la situación del atletismo, Alberto Gijón Rodríguez, jefe del departamento de Alto Rendimiento en la dirección provincial de Deportes, explicó:”Es un deporte que ha decrecido en los últimos cinco años en cuanto a resultado deportivos. Eso se debe al no desarrollo de eventos de base, aspecto este señalado por la comisión nacional del deporte; inestabilidad en la labor de la EIDE, dificultades en el cumplimiento de los cursos de superación para actualizar la fuerza técnica, las instalaciones no reúnen las condiciones técnicas; déficit de colchones en las áreas de salto con pértiga y de altura, carencia de implementos y el éxodo de algunos profesores hacia otros áreas de trabajo”.

En este panorama atlético holguinero, junto a realidades objetivas y         carencias materiales, resaltan la falta de la prioridad debida, por mucho tiempo, a esta multidisciplina. Ausencia de exigencia adecuada a la fuerza técnica, evaluaciones sin rigor e indolencias.

Que el deporte rey deje de ser en Holguín un pobre vasallo depende mayormente de la decisión de las autoridades deportivas de concederle al atletismo la relevancia que tienen y actúen en consecuencia.

 

 

 

Sergio-Nivaldo por la puerta ancha

 

 

Hola: Muy bien el dúo cubano Sergio-Nivaldo en su debut en el Circuito Mundial de Voleibol de Playa. Veamos:

En Circuito Mundial de Voleibol de Playa

Sergio-Nivaldo  por la puerta ancha

Calixto González Betancourt

calixtogb@gmail.com

El holguinero Sergio González y su compañero Nivaldo Díaz entraron por la puerta ancha de la victoria, al debutar en el Circuito Mundial con el primer lugar,  en la cuarta parada de ese certamen, escenificada en Langkawi, Malasia.

En una competencia exigente, por eliminación directa, es decir hay que ganar para seguir en la lid, el dúo cubano sumó cuatro triunfos. En la primera ronda los cubanos superaron, 21-16 y 21-15 a los norteamericanos David Mc Kienzie y Andrés Dentler, y seguidamente doblegaron a la pareja española formada por Raúl Mesa y Christian Garcíaç, 21-18 y 21-18.

En semifinales, en el enfrentamiento más complicado, los caribeños fueron mejor, 19-21, 21-13 y 15-13, que Mart Tiisaar y  Kusti Nolvak, de Estonia.

Superiores se vieron Sergio y Nivaldo, igualmente, en el duelo final contra los austriacos Peter Eglseer y Florian Schnetdzer, a quienes vencieron 21-17 y 21-18, con lo cual redondearon su estreno victorioso.

Los representantes cubanos, quinto lugar olímpico, se disponen a continuación a lidiar en la parada con asiento en Xiamen, China, que tiene una categoría superior ( tres estrellas) y luego   competirán en Suiza y China.

 

Murió Primer Campeón Mundial del Deporte Holguinero

Hola. El exboxeador Ángel Espinosa Capó, primer campeón mundial del deporte holguinero, murió, a los 50 años de edad, el pasado miércoles en Miami, donde trabajaba con entrenador. Veamos:

Murio el Primer Campeón Mundial

del Deporte Holguinero

Calixto González Betancourt

calixtogb@gmail.com

Las primeras informaciones sobre  la muerte de Ángel Espinosa no aclaran los detalles de su fallecimiento, pero en los últimos años tuvo varios padecimientos (asma, presión alta, migraña y pérdida de visión) y no cuidaba su salud. El pasado año estuvo de visita en Holguín.

En sus tiempos de esplendor, década de los 80 del pasado siglo, fue considerado el mejor púgil cubano libra por libra y uno de los más sobresalientes en el mundo amateur. Pegada, técnica y movilidad hicieron de Espinosa un peleador integral y temido.

Su consagración llegó en 1983. En esos 12 meses se agenció 38 victorias y sufrió cinco reveses. Fue incluido en la preselección nacional, uno de sus anhelados empeños. La primera gira por Europa le deparó dos medallas de oro y una de bronce. En la jornada final del “Nacional Juvenil”, en Matanzas, venció por decisión unánime al capitalino Joel Pera, en la mejor pelea del certamen.

Su primer gran compromiso, en noviembre de 1983, Santo Domingo, República Dominicana, escenario del Campeonato Mundial Juvenil. Allí se coronó en los 63,5 kilogramos. La noche del 23 de noviembre de 1983 fue histórica para el deporte holguinero: por primera vez un hijo de esa tierra subía al podio de los vencedores para recibir un título mundial en una disciplina individual

Sólo dos meses después –enero de 1984– invadió el reinado nacional de mayores, al ganar brillantemente el Campeonato del país de los 63.5 en el “Playa Girón”, realizado en Bayamo. Con amplias decisiones de 5-0 obtuvo las tres primeras victorias para asegurar bronce. En la semifinal enfrentó el titular mundial de entonces, Carlos García, de Camagüey, y dejó boquiabiertos a todos, cuando el holguinero lo batió en el primer asalto (RSC). Con veredicto unánime superó en la final al guantanamero Jorge Luis Ross.

En un período de cuatro meses (septiembre-1983 a enero-1984), Ángel Espinosa sumó los títulos: nacional juvenil, mundial juvenil y nacional de mayores. Otras seis veces sería ceñido con el cinturón de monarca nacional, en varias divisiones. Luego de su triunfo en el tope Cuba-EE.UU-1984, pasó a los 71 kilogramos, pero el cambio brusco de división no fue valladar para otro gran desempeño. En el Torneo “Sierra Maestra”, pelea final, perdió con el Campeón Olímpico Armando Martínez, no sin antes demostrar sus privilegiadas cualidades. Periodistas y conocedores del boxeo bautizaron a ese combate como uno de los mejores de la última década, en el cual Armandito y Espinosa utilizaron todos sus conocimientos técnicos-tácticos.

En su segunda incursión por Europa arrancó aplausos del público, que asistió a presenciar el final del IV Torneo Intercopa en la República Federal Alemana (RFA). En el cierre de esa justa el holguinero superó por unanimidad a Manfred Zirlonka (RFA; bronce en la Copa del Orbe en 1982).Terminó el 1984 con cinco medallas de oro, dos de plata y una de bronce. Estrenó el 1985 en el “Girón” de Nueva Gerona, donde -a pesar de no estar en forma- se las arregló para llegar al final y vencer al impetuoso Orestes Solano (de Pinar del Río) en los 71 kilos. Adornó el calendario de ese año con seis emblemas dorados y 28 victorias sin derrotas.

Espinosa extendió su impresionante cadena de victorias hasta finales de 1986, año en que escribió otro colosal capítulo del deporte holguinero: domingo 18 de mayo, 4 y 25 de la tarde. El árbitro alzó la mano del nororiental para declararlo vencedor ante el alemán Enrico Richert –71 kilos– en el ring del Centro de Convenciones de Reno, Estados Unidos, escenario del IV Campeonato Mundial. Espinosa se convertía en el primer monarca individual del orbe, en adultos, de todos los tiempos del deporte de Holguín.

“Realmente soy derecho, pero siempre practiqué a la zurda fundamentalmente y me ha dado tremendos resultados”, afirmó en una ocasión.

“Espinosa representa el ejemplo clásico que concilia todas las corrientes boxísticas dentro de la escuela cubana de boxeo. A este temible derecho virado a la zurda se le puede ver enfrascado en combate estilista frente a un púgil como Henry Maske o combatiendo en una pelea cuerpo a cuerpo con Armando Martínez”, escribió el eminente entrenador cubano de boxeo Alcides Sagarra, en su libro Charlas entre cuerdas , donde igualmente acotó refiriéndose a Espinosa: “ sus planteamientos tácticos son variados; para él la técnica es un medio de lucha al que no siempre recurre, es difícil determinar en qué mano carga más dinamita, si en su poderoso jabb o en su pesada mano zurda… las cualidades singulares de Espinosa le facilitan éxitos frente a rivales muy difíciles. En buena forma deportiva, el holguinero no pierde con ningún boxeador en el mundo”. ..Si grande fue 1986 para él, más extraordinario sería 1987.

En esos 12 meses obtuvo otra cadena de triunfos (23 éxitos) y abarcó ocho medallas áureas, entre ellas las ganadas en los X Juegos Panamericanos de Indianápolis y la Copa Mundial de Belgrado, en los 75 kilos.En el Torneo de Halle, RDA, lo designaron como “fuera de serie” y en Indianápolis anestesió al monarca del Planeta en los 75, Darin Allen, de Estados Unidos.

En 1988, sumó 11 medallas máximas. Seleccionado como el púgil más valioso en cinco justas internacionales.

Después de obtener tres medallas de oro en 1989 –incluida la conseguida en el Match Mundial de retadores, en cinco asaltos, frente al alemán Eurico Richter –Ángel Espinosa tuvo problemas por ausencia al entrenamiento.

En el controvertido V Campeonato Mundial de Boxeo, Moscú-1989 (famoso por las parciales decisiones a favor de los anfitriones), Espinosa cayó en el cartel final, ante el soviético Andrei Kurniavica.

Sagarra analizó ese revés en el mencionado libro Charlas entre cuerdas: “Para el Campeón Mundial de Reno-86, la lección de Moscú-89 será imborrable. En varias ocasiones le advertimos que los títulos se obtenían en el entrenamiento; sin embargo, Espinosa hizo caso omiso de mis recomendaciones y la de su preparador, Sarbelio Fuentes. Los periodistas no se equivocaron: la apatía y el desgano en el gimnasio explican cómo el mejor boxeador aficionado del orbe- en la segunda mitad de la década del 80- perdió claramente su pelea”.

“Sin embargo, para el Campeón de Reno-86 todo no ha sido tristeza: él ha legado páginas imborrables al acontecer del pugilismo mundial contemporáneo. No en balde el extraordinario Ray Leonard (titular Olímpico de Montreal-76 y luego Campeón profesional) lo calificó como un extraclase”, reconoció Sagarra y agregó: “su derrota en el “Mundial” de Moscú no pudo borrar una historia brillante. La de Espinosa está entre la más selecta de la escuela cubana de boxeo”.

Su caminar boxístico que se inició a los 11 años, lo detuvo en los Juegos Olímpicos de Barcelona-92, donde, luego de dos victorias, perdió cerradamente en pos del bronce. El Espinosa de 1992 estuvo muy lejos de ser el imbatible y famoso púgil de la etapa de 1986-1989.

Decidió alejarse definitivamente del cuadrilátero, convencido de que ese deporte ya no tenía el mismo significado de antaño para él.

Los especialistas consideraron que en ese momento Espinosa no estaba acabado físicamente como pugilista, pero todo esfuerzo y consagración, como se demanda para un deportista de alto rendimiento, necesita fuertes incentivos espirituales y cuando no existen es difícil o imposible materializarlos.

Sentimos insatisfacción porque algunos hechos y otros motivos no le permitieron conquistar por lo menos un título olímpico, ni aumentar su cosecha dorada mundialista de 1986, para lo cual Ángel Espinosa tenía sobradas facultades, pero también hubo regocijo porque nunca antes se había retirado un deportista holguinero con el aval de premios tan alto como el abarcado por este boxeador. El adiós se hizo efectivo en el “Cardín”-93 (Sancti Spíritus). En el Torneo Internacional Juvenil efectuado en Holguín en junio de 1993 se le rindió –junto a otros ex boxeadores distinguidos– un homenaje de despedida.

Ángel Espinosa transitó invicto por los Torneos Nacionales por equipos y obtuvo otras victorias en enfrentamientos en los que no se otorgaron medallas. Logró titularse en el país en cuatro divisiones: 63,5; 71; 75; y 81 kilos, que fue récord en el boxeo cubano.

En su aval oficial incluye 310 combates, 294 victorias y 16 derrotas en nueve divisiones. Atesoró 62 medallas de oro, nueve de plata y tres de bronce.

Posteriormente Ángel Espinosa fue entrenador (Academia Provincial). En el año 2000 quedó entre los 15 deportistas más destacados del siglo XX en su provincia Viajó varias veces al extranjero y definitivamente ubicó su residencia en Estados Unidos.