Lo que dejó la Serie Nacional de Béisbol

Hola:Un gran espectáculo resultó el cierre de la LVII Serie Nacional de Béisbol, de un campeonato aleccionador, que volvió a llenar  los estadios, aumentó las audiencias, pero queda mucho por hacer… Veamos:
Lo que dejó la Serie Nacional de Béisbol

 Calixto González Betancour

calixto@gmail.com

Los Bicampeones
Alazanes, otra vez campeones
Cuando cayó el último out, que decretó el segundo título para Granma, sentí una percepción de satisfacción y alivio, porque había presenciado un gran espectáculo como colofón de una Serie Nacional de Béisbol aleccionadora. Es el mismo o similar sentimiento que le oído escuchar a muchos otros cubanos: aficionados y expertos.
En la final, el bicampeón mostró la consistencia de un equipo que no vino de paso a los peldaños de privilegio; que sabe recuperarse, guiado por la maestría y experiencia de Carlos Martí. Los Alazanes han logrado reunir un grupo de estelares peloteros, garantía de permanencia en la élite del béisbol cubano.
El subcampeón Las Tunas fue un extraordinario animador del certamen, de principio a fin, protagonista de épicas remontadas; nunca se conformó con lo ya mejor hecho, pero la ansiedad, las fallas en la mecánica de la defensa y corridos de bases les provocaron en el play off conclusivo desacertados momentos, que conspiraron en contra de aún mejores resultados. Experiencia edificante para Los Leñadores y su mentor Pablo Civil, con equipo para mantenerse entre los primeros.
El Campeonato ratificó una gran verdad: Cuando hay entrega y lucha sobre el terreno, el pueblo reacciona. Eso explica por qué las gradas de los estadios se poblaron nuevamente  en aquellos lugares donde estaban semivacías y aumentó aún más la presencia en los parques donde los aficionados habían persistido.
Pero no solo eso. La fiebre beisbolera aumentó su temperatura también en las audiencias de la televisión y radio, seguimiento de la prensa escrita, en el decir de la gente por doquier, multiplicación de “las esquinas calientes” y accionar de las peñas en muchas partes del país. Y algo muy importante: me han dicho y yo vi, como en solares, diversos terrenos y otros sitios, más niños blandieron otra vez bates, pelotas y guantes de diversos tipos.
¡Qué bueno, verdad! Es una gran oportunidad que no debe desaprovecharse en pos de rescatar definitivamente lo perdido o que estaba adormecido. El béisbol es una pertenencia de los cubanos; debe volver a bullir nuevamente de forma permanente en todos los rincones del país, como una expresión de identidad, de buen uso del tiempo deportivo y recreación; para que surjan más peloteros de calidad y el espectáculo de la 57 Serie no sea pasajero.
Sin embargo, estas circunstancias favorables no pueden dejarse correr solamente por la espontaneidad. Deben ser encausadas; necesitan atención, dirección, organización, orientación y recursos posibles. Eso le toca a las autoridades locales y particularmente al Instituo Nacional de Deportes, Educación, Física y Recreación (INDER), con sus direcciones deportivas, funcionarios, técnicos, profesores, activistas; en las montañas, zonas rurales y urbanas, en los combinados y sus áreas, en las escuelas. Y en el continuo perfeccionamiento del trabajo en las Escuela Integral de Deporte Escolar (EIDE) y academias.
Falta mucho por andar y hacer para la recuperación total de nuestro béisbol. Es cierto que en la 57 Serie se observaron modestas mejorías en lo técnico, estrategias y en la labor de los árbitros, mas esos importantes factores le deben a la actual pelota cubana. Las fiestas en los estadios podemos mejorarlas con diversas actividades y opciones para los concurrentes, no solo en las series nacionales.
Si tomamos como muestra a Holguín, puede asegurarse que le urge todo dicho, referente a lo que necesita nuestra pelota, obviamente no solo porque el equipo de aquí tuvo mala temporada. El béisbol es como una compleja fábrica de muchos eslabones y de producción continúa. Los holguineros claman para que su deporte favorito tenga en todas partes la atención necesaria; se juegue continuamente y surjan muchos peloteros que emulen con Yordan Manduley, Luis Ángel Gómez, Yunior Paumier y Geidy Soler, quienes muy bien nos representaron en la segunda etapa de la Serie y los play off.

Las Tunas a la final

Hola: Nadie lo hubiera vaticinado: el equipo Las Tunas llegó a la final del béisbol cubano.La disputa del Campeonato será por primera vez entre elencos orientales. Veamos:

Las Tunas a la Final con gran pitcheo de Luis Ángel

Calixto González Betancourt /calixtogb@gmail.com

Luis Ángel Gómez

El equipo de Las Tunas hace época en el béisbol cubano al llegar a su primera discusión de campeonato, luego de doblegar a Industriales en el séptimo partido de la semifinal, nocao incluido, 10-0 en siete entradas, con joya de pitcheo del zurdo holguinero Luis Ángel Gómez, en el repleto estadio Julio Antonio Mella.

Ratificaron Los Leñadores su condición de plantel aguerrido al voltear la situación adversa en que llegaron a su provincia, obligados a ganar el sexto (6-3) y séptimo juegos, lo cual concretaron en noche de gala, matizado por el gran pitcheo de Luis Ángel, que solo permitió cinco imparables y concedió  únicamente un boleto.

El zurdo de Los Cachorros, convertido en Leñador, lanzó con excelente ecuanimidad, dominio todo el tiempo, control e inteligencia, con amplia contribución ofensiva de sus compañeros (12 hits), incluyendo jonrones de Yosvany Alarcón (de 4-4, tres impulsadas) y Rafael Viñales ante varios lanzadores industrialistas y hermética  defensa.

Gómez había tenido poca actividad en esta semifinal, debido a problemas con su salud, pero, a pesar  de no estar en óptima condición física, manifestó anoche la madurez de su pitcheo y que no por casualidad fue el segundo en el torneo en promedio de carreras limpias permitidas.

Las Tunas, con su piloto Pablo Civil, ha mostrado grandeza y nunca se conformó con lo bueno que había hecho, al querer cada vez más, sin amilanarse a pesar de la baja ofensiva en varios desafíos. Se plantó desafiante ante el imponente público del Latinoamericano, donde logró arrancarle un éxito a los capitalinos, que parecían a veces indetenibles, para obligarlos a regresar a su bosque, donde Los Leones fueron acorralados.

Industriales con Víctor Mesa al mando llegó esta vez más lejos (cuarto lugar), luego de varias pálidas temporadas anteriores. Tuvo  buenas demostraciones en esta porfía versus Las Tunas, sin embargo, se desplomó en la jornada definitoria, con el empuje tunero; hasta le falló la defensa, uno de sus baluartes y el pitcheo relevo constituyó su mayor laguna en la postemporada.

Ahora tendremos una final inédita: Granma versus Las Tunas. Nunca antes dos elencos orientales habían disputado el título. El colofón de la LVII Serie Nacional de Béisbol irrumpe desde este sábado (4 pm) en el “Julio Antonio Mella”.

 

 

 

Lección de “Los Alazanes”

Hola: Ya la LVII Serie Nacional de Béisbol tiene un finalista: El Campeón Granma, que volvió a deshacer los pronósticos de muchos y  mayareó ante el favorito Matanzas, al ganar  (cuatro victorias y un revés) el Play Off semifinal. En la otra  porfía luchan encarnizadamente Industriales  y Las Tunas. Veamos:

 

Geydi Soler

La Lección de “Los Alazanes”

Calixto González Betancourt 

calixtogb@gmail.com

Cuando la pizarra del “Mártires de Barbados” sentenció, en la noche del jueves, el  4-2 definitivo, el Campeón Granma  por segundo año seguido se burlaba de los criterios emitidos por un gran número de los llamados especialistas del béisbol cubano, al dejar al favorito Matanzas, por repetida ocasión, con las ganas de avanzar  hacía el codiciado título.

Aunque la pelota una y otras vez nos hace esas travesuras, nadie se acostumbra al ver deshechos sus pronósticos y los que vaticinaron que esta vez Matanzas sí, asistieron perplejos a una barrida de Los Alazanes en su terreno, algo que parecía impensable.

En el quinto y definitivo partido de este play off semifinal, Yera, aunque lanzó con calidad, le fue imposible repetir el resultado logrado en el único triunfo matancero al comenzar la lucha, pues esta vez fue un juego más cerrado y al zurdo de Los Cocodrilos no pudo evitar el empate a dos en el séptimo, cuando abandonó el box.

El refuerzo holguinero Geydi Soler definió el destino del encuentro con oportuno hit ante Lahera, con las bases llenas en el octavo, para impulsar dos carreras, que dieron ventaja conclusiva a  Granma. Ulfrido  García (dos carreras en siete inning) y el segundo relevista Raidel Martínez (ganador, sustituyó a Zulueta que concedió un boleto) mantuvieron a raya a los yumurinos, a quienes se les durmieron los maderos desde el tercer partido.

Lecciones de oficio y sabiduría en el puente de mando nos ha dado el mentor Carlos Martí. Hasta ahora la realidad evidenció la certeza de sus argumentos, al explicar el porqué de varias de las decisiones, tan criticadas por otros, como en la selección de refuerzos y en privilegiar la defensa del ala izquierda, en detrimento de más ofensiva, lo cual acotó atinadamente al decir que bateo tenía para hacer carreras, pero debía evitar que le marcaran más ante un pitcheo suyo que no es profundo.

Ahora Granma a la espera de su rival (Industriales o  Las Tunas) para defender su corona en el play off final de la LVII Serie Nacional de Béisbol.

Los hasta hace poco furiosos Cocodrilos  hicieron mutis. El bateo sostenido y oportuno de los yumurinos dejó de serlo y el pitcheo, contrario a lo esperado, mostró a veces hendiduras, sin obviar cuestionadas determinaciones en el manejo monticular. El imperturbable manager Víctor Figueroa pareció en varios momentos que perdía la calma. Su epílogo les confirmó el tercer lugar, pues no pudo ocurrir permuta para el sitio tantas veces deseado, tantas veces negado, como una maldición persistente, según los supersticiosos, a pesar de que ahora no tenían la presión de su exmanager Víctor Mesa.

En la otra batalla,Industriales versus La Tunas, el duelo está 2-2, luego que Los Leñadores orientales se reviraraon en el Latinoamericano, después de recibir 21 escones consecutivos, para triunfar 6-3 y asegurar que la comtienda regrese a su estadio Julio Antonio Mella.

La  fuerte nómina capitalina se vio  fortalecida en el pitcheo, después de los últimos refuerzos, pero sus dos reveses se han debido a las fallas de los lanzadores relevistas. Aunque lucen superior equipo, tendrán que mellar las hachas afiladas de Los Leñadores, que no se  conforman con haber  sobrecumplido. Les acompañan, además de sus tradicionales seguidores, una parte de la afición oriental, junto a los antindustrialistas  y los que no simparizan con Víctor Mesa (mentor de Industriales), que no son pocos en el país.

En estos play offs  hay una significativa presencia de refuerzos holguineros:el torpedero Yordan Manduley y el jardinero Geydi Soler con Granma; el infield Yunior Paumier y el lanzador zurdo Luis Ángel Gómez con Las Tunas.

Entonces, ¿cómo será  la final?: ¿Granma-Industriales?  o ¿Granma- Las Tunas?…