La Musa del Ajedrez

 Hola: La Campeona Nacional Lisandra Llaudy es la mujer ajedrecista holguinera más relevante de todos los tiempos. Espera que pronto le otorguen el título de Gran Maestra. Sus propósitos van muy lejos y muy altos: una medalla olímpica y una clasificación mundial. Veamos:

La Musa del ajedrez

Calixto González Betancourt   /calixtogbgmail.com
Fotos Carlos Rafael
llaudy 1
Lisandra Llaudy Pupo nació para triunfar en el ajedrez, aunque las primeras señales indicaban lo contrario. Su padre Ronaldo, ajedrecista, insistía para que ella aprendiera ese juego ciencia y se abriera paso en el mundo de los trebejos, pero la niña, tranquila y risueña, se negaba una y otra vez. Le parecía aburrido pensar y mover piezas, por eso la llevaron al Ateneo Deportivo Fernando de Dios para probar en la natación y luego en clavados, pero en ninguno de los dos fue admitida debido a su tamaño, quizá, por tal motivo, ni a nadar aprendió. Sin embargo, su progenitor quería de todas formas que su hija fuera deportista…
La reina Caissa (musa del ajedrez) holguinera, a un paso de ser Gran Maestra, es una atractiva joven, que sonríe continuamente. Es la mujer de esta provincia de más relevantes resultados en el ajedrez de todos los tiempos. A Lisandra la encontré en su hogar, en la ciudad de Holguín, pocas horas antes de que viajara a México, pero eso no fue impedimento para una extensa conversación. Me dijo con simpatía que la había obligado hacer un intenso ejercicio de memoria. Y realmente así fue, pues, mientras transitaba por sus años vividos, en varias ocasiones se detuvo para meditar y esclarecer un hecho o detalle, que había olvidado o no recordaba claramente y al mismo tiempo se reía de ella misma…
¿Entonces, después de aquellas primeras peripecias deportivas, cómo aceptaste al ajedrez?
-Mi padre insistió. Creo que me venció por cansancio. Me llevó a la Academia de Ajedrez, aunque ya antes había aprendido algo, mirando a mover las piezas a papá, quien fue desde ya mi principal maestro. Jugué mi primera partida cuando tenía nueve años de edad, perdí irremediablemente, regalé todas las piezas. Aquello se fue prendiendo de mí y un día, para su regocijo, le dije a Ronaldo que sentía atracción cada vez que me sentaba frente al tablero. Luis Pupo me dio clases en la Academia. Avancé con rapidez.
¿La ajedrecista Lisandra, escolar y juvenil?
-A los 10 años ingresé en la Escuela Integral de Deporte Escolar (Eide), a cursar el quinto grado. En un torneo provincial jugué en la categoría 13-14 años, aunque era yo de 11-12. Me desempeñé en el primer tablero y conseguí plata individual.
Recuerdo un oro en 13-14, una plata en 15-16… en fin, siempre gané medallas, individuales y por equipos, en los cinco Juegos Nacionales Escolares en los que competí. En las lides juveniles del país obtuve una plata y un bronce. Aún siendo de esa categoría, fui al Campeonato de Cuba, de adultos, en Matanzas-2005 y logré norma de Maestra Internacional, al sumar 7,5 de 13 puntos.
¿Ya llevas una significativa trayectoria competitiva con destacados resultados?
-Así es. En el “Capablanca-2007 hice mi tercera y definitiva norma de Maestra Internacional, cuando tenía 18 años de edad. Después de ese logro me estanqué un poco, pero luego vino un salto significativo. Ya sumo 12 campeonatos de Cuba con dos coronas (2012 y 2017 en Holguín), un bronce y otros notables resultados como cuartos y quintos peldaños. Igualmente presente en nueve “Capablanca”, en los que he sido en par de ocasiones la primera y segunda fémina de mejor comportamiento. Tres veces primer lugar en los Torneos Centroamericanos y he jugado en diversas lides en México, Colombia, Panamá, Venezuela…incluyendo eventos abiertos con participación de hombres y mujeres, los que me han beneficiado mucho para fortalecer mi juego. Además, integré dos equipos Cuba a Olimpiadas: Suplente; cuatro victorias, tres tablas y un revés; 5,5 puntos; decimonovena por equipos, en Estambul, Turquía-2012. Seis victorias, dos tablas y dos derrotas (7 puntos); decimoctava por equipos en Bakú-2016 y este año iré a mi tercera Olimpiada. En la última cita (2016) mi triunfo decidía un match para el equipo y logré el punto.
llaudy 2
¿Qué significa Ronaldo Llaudy en tu recorrido ajedrecístico?
-Que mi padre sea mi entrenador ha sido una bendición y también un compromiso mayor. El es mi apoyo, el bastión. Resulta un privilegio tenerlo muchas veces a disposición. Muy exigente conmigo, pues cuando algo no sale bien, sufre como padre y entrenador. Desde un principio no bastaba la preparación en la Eide, y ahí entraba el rol de Ronaldo, por eso mi mayor academia ha estado en el hogar.
¿Cómo es Lisandra frente al tablero, su juego, estudios, referentes?
-Aunque ves que me río mucho, yo soy muy disciplinada. Frente al tablero logró una gran concentración, me aíslo del contorno. Mi juego es posicional, universal… La preparación no es solo teórica, sino también física. Hago algo de pesas para fortalecer las piernas y ejercicios aeróbicos.
He leído muchos libros sobre el ajedrez. Capablanca es mi primer referente, por su genialidad. También Alekine, Karpov, Polgar, entre otros.
¿Por qué todavía no te han dado el título de Gran Maestra?
-En el 2012, cuando logré mi primer título de Cuba (sumé siete puntos de nueve), hice una norma de Gran Maestra , como consta en un documento que me entregaron, pero fue reportado incorrectamente, relativo a la estructura de competencia, lo cual podría, aún, reclamar. La norma en el “Capablanca-2017” debió ser la tercera, debido a eso inicialmente se anunció que ya había logrado ese pergamino.
Para ser GM hacen falta tres normas y un Elo de 2300 y yo actualmente, de manera oficial, tengo dos normas y Elo de 2320 (el segundo entre las mujeres ajedrecistas cubanas). Pero confío que pronto seré oficialmente Gran Maestra, si reclamo lo del 2012, también podría ser en el “Capablanca” del próximo mayo (del 8 al 20 en La Habana) o en la Olimpiada en el venidero septiembre.
llaudy 3
¿Anécdotas de tu andar ajedrecístico?
-¡Uh, me han sucedió tantas cosas…! A un evento en Nuevitas fui pasando mucho trabajo, cogiendo “botella” y cuando llegué habían suspendido la competencia. Otra vez iba para El Salvador; en el tránsito, aeropuerto de Panamá, boté el pasaporte; en el departamento de objetos perdidos no me acababan de atender: “tiene que esperar”, me decían. Yo clamaba, desesperada: señor por favor que se me va el avión. Apareció el pasaporte y corriendo cogí el vuelo. Una vez, apremiaba viajar a Camagüey, no tenía pasaje. Mi padre y yo nos fuimos de polizontes (guardias) en un tren…
¿Además, del ajedrez?
-Algunos dicen que me rio mucho. Sucede desde chiquita, cuando me daban ataques de risa, a veces en donde no debía reírme. Siempre me ha llamado mucho la atención el piano, pero el ajedrez deja poco tiempo: el juego, los estudios, los viajes… Me gusta oír alguna música y si pudiera, iría más al cine. La vida del ajedrecista es compleja. Mi novio es mexicano, es el que organiza el Torneo Carlos Torres… A pesar de todo, disfruto la estancia en el hogar, con mis padres y una hermana y tengo muchas amistades, mayormente en el mundo del deporte. Me gusta mi ciudad natal, Holguín.
¿El futuro de Lisandra Llaudy?
-Yo soy perseverante. Nunca me decepciono. Tan pronto me den el título de Gran Maestra, vendrán otras metas: una medalla olímpica, la clasificación mundial, veremos hasta dónde llego. Para mí el ajedrez no tiene fin.

 

“El Arbitraje marcó mi vida “

Hola: No es posible tratar sobre el arbitraje en el deporte holguinero sin conocer la trayectoria  de Pedro Fuentes Santana como testigo y protagonista. Veamos:

 “El arbitraje marcó  mi  vida”

Calixto González Betancourt   /calixtogb@gmailcom

Fotos: Elder Leyva 

Si de abordar la historia  del deporte holguinero y el arbitraje en particular  en el norte oriental  de Cuba se trata, es imprescindible la presencia de Pedro Fuentes Santana como protagonista y testigo, luego del triunfo de la Revolución. No hace mucho tiempo que decidió jubilarse, pero eso solo fue un acto formal, pues para este hombre su vida vinculada al deporte no tiene punto final.

En una reciente mañana visité a Pedro en su hogar, en  calle Victoria, número 101, reparto Hechavarría, en la ciudad de Holguín. En esa vivienda nació en 1942 y ha transcurrido toda su vida. Es el mismo de siempre, como lo conocí hace varias décadas: cordial y conversador, de hablar bajo, pausado y preciso. La memoria no lo traicionó al contestar varias interrogantes.

Has dicho que el béisbol fue tu inicio en el deporte…

-Todo comenzó en los juegos de muchachos en el barrio. Yo fui un niño tranquilo y término medio como estudiante, pero apasionado  por los deportes, especialmente el béisbol. Luego me involucré en lides juveniles. Me desempeñaba en el campo corto y tercera y no lo hacía mal. Integré el equipo Holguín de esa categoría, que representó a la provincia de Oriente en el I Campeonato Nacional Juvenil en 1961, nos ubicamos terceros. En ese equipo estaban jugadores que luego se destacarían, como el jardinero Héctor Granado y los lanzadores Ramón Larry Picanes y Justino Gavilán. También el calixteño Carlos González y Freddy César (lanzadores) e Inocente “Yoyo Cuesta” (tercera base), quien, posteriormente, despuntaría como buen baloncestista y como tal integró el equipo olímpico cubano a México-1968.

Formé parte del equipo Bisontes del reparto Echavarría, de esa categoría de la liga holguinera General Sagua (destacado pelotero de la décadas de 1930 y 1940); Fermín Laffita, quien sería luego una gran estrella en el jardín central, estaba en esa nómina. Seguidamente  jugué con otros elencos  juveniles y  de mayores.  Integré, junto a otros holguineros, la Preselección Nacional con miras al Campeonato  Mundial Juvenil de La Habana-1961. Estuve (tercera base) con el equipo Mineros, de mentor Edildo Hernández en la III Serie Nacional.

También incursionaste en otros deportes

-Además del béisbol, practiqué voleibol en el tecnológico  holguinero Mayor General Calixto García y corrí en la pista del Ateneo  Fernando de Díos, en Holguín, por los años 1964 y 65, en compañía de buenos velocistas de aquella época en esta región. En el relevo cuatro por cien metros representé en una ocasión al regional Holguín en el evento provincial de Oriente.

Sin embargo, me atrajo más el boxeo. Llegué a ponerme los guantes en la Arena Cristal, hoy Henry García. Llegué allí con amigos que practicaban el pugilismo de mi reparto Hechavarría. Mi padre un día se presentó en la Arena y me reprimió  por intentar boxear y  dijo al entrenador José Buitrago que yo no podía pelear. Para evitarlo me envío un tiempo para La Habana.

¿Cómo llegaste al arbitraje?

– Al regreso  de la capital volví a frecuentar la instalación boxística para ver entrenar a los peleadores  y controlaba el tiempo de entrenamiento de los pugilistas, fue entonces que Buitrago me propuso pasar un curso para Jueces-Árbitros de este deporte en Santiago de Cuba, en1967. Mi respuesta fue positiva…. Así  llegué  a ese mundo, lo cual marcaría mi vida. Eso se lo agradeceré siempre a Buitrago, a quien considero el padre del boxeo holguinero.
Actué por primeras vez como árbitro en un evento del antiguo regional Holguín, escenificado en el estadio de pelota Feliú Leyva; en un cuadrilátero situado alrededor del home, en 1967, año en que también se creó la Comisión Nacional de Jueces y Árbitros (para todas las disciplinas). Durante  casi 30 años  me desempeñé como árbitro y juez de boxeo.

¿Momentos y hechos singularizaron tu estelar trayectoria en el arbitraje?

Desde un principio asumí esa encomienda con mucha responsabilidad y dedicación, también con superación constante, lo que permitió realizar una adecuada labor  y  ascender en categorías. Un año después (1968) del comienzo ya era Árbitro Nacional, en 1983 promovido a Continental y 1985 a Árbitro Internacional, el máximo nivel. Fui árbitro o juez en peleas importantes como el combate número cien de Campeón Mundial holguinero Ángel Espinosa.

Un gran número de eventos nacionales e internacionales  me vieron  impartir justicia:  torneos Playa Girón y Giraldo Córdova Cardín en Cuba; Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe, torneos continentales, topes Cuba-EE.UU., Espartaquiadas de los Ejércitos Amigos  (Checoslovaquia), Cinturón de Oro (Rumania), Intercopa (Republica Federal Alemana),Bon Berlín, Usti Nad Labem (Checoslovaquia), Batalla de Carabobo (Venezuela), entre otros muchos.

Prefería estar sobre el ring, es decir en función  de árbitro, aunque cumplía con satisfacción cuando tenía que ser juez. Me retiré en el “Cardín” en La Habana en 1994, pero seguí vinculado a estos quehaceres como Presidente de la Comisión de Árbitros y Jueces de la Provincia de Holguín, tarea que me encomendaron desde que se creó esa institución en 1987 en Holguín.

Ha sido intensa y fructífera también tu recorrido como Presidente de esa Comisión

Por muchos años simultanee el arbitraje y lo de Presidente de la Comisión. Yo siempre toda responsabilidad la he asumido con rigurosidad, exigencia y celo. No son pocos los problemas enfrentados y resueltos, las coordinaciones complicadas y la lucha en pos de los intereses y necesidades de los árbitros y jueces de las diversas disciplinas, pero siempre el accionar ha sido positivo, con el cumplimiento de todas las actividades, y en correspondencia diversos reconocimientos recibidos, que ha hecho posible que la Comisión se mantenga 25 años seguidos como vanguardia nacional. Siempre en las visitas de inspección del Inder,  este  colectivo recibió  calificación de muy bien e iguales méritos en la organización y calidad de este sector en los eventos nacionales e internacionales efectuados en esta provincia.

En el país Holguín es singularizada por la calidad de este frente y la existencia varios y sobresalientes árbitros-jueces.

Esto se hace por vocación, pues prácticamente el arbitraje no es retribuido económicamente y no es una labor profesional. Para realizar esas tareas recibes licencias deportivas del centro trabajo al que perteneces y es el que paga, aunque el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) le retribuye ese aporte monetario, con excepciones en béisbol, fútbol y baloncesto, en los que el árbitro-juez recibe el sueldo indicado en su centro de trabajo directamente del organismo deportivo.

Específicamente, solo se le añade una modesta remuneración en esas tres disciplinas. Por ejemplo, por un partido, un árbitro de fútbol  solo recibe 10 pesos y 45 centavos en moneda nacional (cup), realmente muy poco.

El arbitraje le agradece mucho a la Revolución por las licencias, modos de superación y te destaca poder actuar en eventos nacionales e internacionales, pero en la actualidad estos verdaderos activistas del deporte están necesitados de más contribución económica, vestuario y otros medios para realiza sus tareas.

Yo recibía las licencias y cobraba como soldador en el taller Osvaldo Sánchez, en la capital holguinera. Aprendí ese oficio en el tecnológico Manuel Cañete, de Camagüey, a donde me trasladaron desde centro de estudios similar, el Calixto García, de Holguín. Posteriormente pasé a funcionario profesional de Deportes para atender la Comisión Provincial de Jueces y Árbitros.

En su trayectoria has recibido muchos reconocimientos…

Si. Son muchas las medallas y otros reconocimientos recibidos, no solo por mi labor en el arbitraje: Medallas Mártires de Barbados, Rafael María Mendive, Campaña de Alfabetización, Fundador del Inder, Servicio Distinguido de las Fuerzas Armadas Revolucionaria (FAR) y otras más. En Isla de la Juventud fui objeto de un sentido homenaje por los años al frente de la Comisión y en el 2015 estuve entre las Personalidades Distinguidas por el Partido y el Gobierno en Holguín.

Evocaciones y tareas luego de la jubilación

Siempre le he dicho a los que se inician en el arbitraje de cualquier deporte que para tener éxito en esta labor hay que tener vocación para realizarla y ser estudioso de los reglamentos, honesto y ético.

Aunque me jubilé formalmente en el 2017, sigo siendo presidente de la mencionada Comisión y miembro de su homóloga nacional. El apoyo de mi familia, hijos y esposa, ha sido incondicional para cumplir con mis obligaciones. Llevo 50 años en matrimonio con Magdalena Aguilar. Nuestros hijos Odalys y Orlay nos han dado cuatro nietos y dos  bisnietos. Tengo 75 años con salud para seguir aportando. Soy el coordinador de los  Comité de Defensa de la Revolución (CDR) en la zona 31.Cumplo con todas las tareas como militante del Partido. Mientras tenga fuerza y mente podrán contar conmigo.

 

 

 

Las Tunas a la final

Hola: Nadie lo hubiera vaticinado: el equipo Las Tunas llegó a la final del béisbol cubano.La disputa del Campeonato será por primera vez entre elencos orientales. Veamos:

Las Tunas a la Final con gran pitcheo de Luis Ángel

Calixto González Betancourt /calixtogb@gmail.com

Luis Ángel Gómez

El equipo de Las Tunas hace época en el béisbol cubano al llegar a su primera discusión de campeonato, luego de doblegar a Industriales en el séptimo partido de la semifinal, nocao incluido, 10-0 en siete entradas, con joya de pitcheo del zurdo holguinero Luis Ángel Gómez, en el repleto estadio Julio Antonio Mella.

Ratificaron Los Leñadores su condición de plantel aguerrido al voltear la situación adversa en que llegaron a su provincia, obligados a ganar el sexto (6-3) y séptimo juegos, lo cual concretaron en noche de gala, matizado por el gran pitcheo de Luis Ángel, que solo permitió cinco imparables y concedió  únicamente un boleto.

El zurdo de Los Cachorros, convertido en Leñador, lanzó con excelente ecuanimidad, dominio todo el tiempo, control e inteligencia, con amplia contribución ofensiva de sus compañeros (12 hits), incluyendo jonrones de Yosvany Alarcón (de 4-4, tres impulsadas) y Rafael Viñales ante varios lanzadores industrialistas y hermética  defensa.

Gómez había tenido poca actividad en esta semifinal, debido a problemas con su salud, pero, a pesar  de no estar en óptima condición física, manifestó anoche la madurez de su pitcheo y que no por casualidad fue el segundo en el torneo en promedio de carreras limpias permitidas.

Las Tunas, con su piloto Pablo Civil, ha mostrado grandeza y nunca se conformó con lo bueno que había hecho, al querer cada vez más, sin amilanarse a pesar de la baja ofensiva en varios desafíos. Se plantó desafiante ante el imponente público del Latinoamericano, donde logró arrancarle un éxito a los capitalinos, que parecían a veces indetenibles, para obligarlos a regresar a su bosque, donde Los Leones fueron acorralados.

Industriales con Víctor Mesa al mando llegó esta vez más lejos (cuarto lugar), luego de varias pálidas temporadas anteriores. Tuvo  buenas demostraciones en esta porfía versus Las Tunas, sin embargo, se desplomó en la jornada definitoria, con el empuje tunero; hasta le falló la defensa, uno de sus baluartes y el pitcheo relevo constituyó su mayor laguna en la postemporada.

Ahora tendremos una final inédita: Granma versus Las Tunas. Nunca antes dos elencos orientales habían disputado el título. El colofón de la LVII Serie Nacional de Béisbol irrumpe desde este sábado (4 pm) en el “Julio Antonio Mella”.

 

 

 

Lección de “Los Alazanes”

Hola: Ya la LVII Serie Nacional de Béisbol tiene un finalista: El Campeón Granma, que volvió a deshacer los pronósticos de muchos y  mayareó ante el favorito Matanzas, al ganar  (cuatro victorias y un revés) el Play Off semifinal. En la otra  porfía luchan encarnizadamente Industriales  y Las Tunas. Veamos:

 

Geydi Soler

La Lección de “Los Alazanes”

Calixto González Betancourt 

calixtogb@gmail.com

Cuando la pizarra del “Mártires de Barbados” sentenció, en la noche del jueves, el  4-2 definitivo, el Campeón Granma  por segundo año seguido se burlaba de los criterios emitidos por un gran número de los llamados especialistas del béisbol cubano, al dejar al favorito Matanzas, por repetida ocasión, con las ganas de avanzar  hacía el codiciado título.

Aunque la pelota una y otras vez nos hace esas travesuras, nadie se acostumbra al ver deshechos sus pronósticos y los que vaticinaron que esta vez Matanzas sí, asistieron perplejos a una barrida de Los Alazanes en su terreno, algo que parecía impensable.

En el quinto y definitivo partido de este play off semifinal, Yera, aunque lanzó con calidad, le fue imposible repetir el resultado logrado en el único triunfo matancero al comenzar la lucha, pues esta vez fue un juego más cerrado y al zurdo de Los Cocodrilos no pudo evitar el empate a dos en el séptimo, cuando abandonó el box.

El refuerzo holguinero Geydi Soler definió el destino del encuentro con oportuno hit ante Lahera, con las bases llenas en el octavo, para impulsar dos carreras, que dieron ventaja conclusiva a  Granma. Ulfrido  García (dos carreras en siete inning) y el segundo relevista Raidel Martínez (ganador, sustituyó a Zulueta que concedió un boleto) mantuvieron a raya a los yumurinos, a quienes se les durmieron los maderos desde el tercer partido.

Lecciones de oficio y sabiduría en el puente de mando nos ha dado el mentor Carlos Martí. Hasta ahora la realidad evidenció la certeza de sus argumentos, al explicar el porqué de varias de las decisiones, tan criticadas por otros, como en la selección de refuerzos y en privilegiar la defensa del ala izquierda, en detrimento de más ofensiva, lo cual acotó atinadamente al decir que bateo tenía para hacer carreras, pero debía evitar que le marcaran más ante un pitcheo suyo que no es profundo.

Ahora Granma a la espera de su rival (Industriales o  Las Tunas) para defender su corona en el play off final de la LVII Serie Nacional de Béisbol.

Los hasta hace poco furiosos Cocodrilos  hicieron mutis. El bateo sostenido y oportuno de los yumurinos dejó de serlo y el pitcheo, contrario a lo esperado, mostró a veces hendiduras, sin obviar cuestionadas determinaciones en el manejo monticular. El imperturbable manager Víctor Figueroa pareció en varios momentos que perdía la calma. Su epílogo les confirmó el tercer lugar, pues no pudo ocurrir permuta para el sitio tantas veces deseado, tantas veces negado, como una maldición persistente, según los supersticiosos, a pesar de que ahora no tenían la presión de su exmanager Víctor Mesa.

En la otra batalla,Industriales versus La Tunas, el duelo está 2-2, luego que Los Leñadores orientales se reviraraon en el Latinoamericano, después de recibir 21 escones consecutivos, para triunfar 6-3 y asegurar que la comtienda regrese a su estadio Julio Antonio Mella.

La  fuerte nómina capitalina se vio  fortalecida en el pitcheo, después de los últimos refuerzos, pero sus dos reveses se han debido a las fallas de los lanzadores relevistas. Aunque lucen superior equipo, tendrán que mellar las hachas afiladas de Los Leñadores, que no se  conforman con haber  sobrecumplido. Les acompañan, además de sus tradicionales seguidores, una parte de la afición oriental, junto a los antindustrialistas  y los que no simparizan con Víctor Mesa (mentor de Industriales), que no son pocos en el país.

En estos play offs  hay una significativa presencia de refuerzos holguineros:el torpedero Yordan Manduley y el jardinero Geydi Soler con Granma; el infield Yunior Paumier y el lanzador zurdo Luis Ángel Gómez con Las Tunas.

Entonces, ¿cómo será  la final?: ¿Granma-Industriales?  o ¿Granma- Las Tunas?…

 

El Quinto Oro quedó pendiente

Hola:Aunque luchó, con un combativo comportamiento, la selección varonil de balonmano de Holguín no pudo sumar su quinto oro en el Campeonato Nacional. Veamos:

Equipo  de Holguín

El  portero holguinero, Eurelvis Valdés, atento ante un ataque santiaguero

 

Nacional  Varonil  de Balonmano

El Quinto Oro quedó pendiente

Calixto González Betancourt    

calixtogb@gmail.com

Para Holguín el quinto oro de su selección varonil de balonmano quedó pendiente. Batalló hasta el final con sus fuerzas disponibles, pero no pudo refrendar su corona al caer 37-35 frente al nuevo monarca, Santiago de Cuba, en el partido por el oro del Campeonato Nacional, en el tabloncillo de la Eide Pedro Díaz Coello, con la presencia  Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido en esta provincia, Julio César Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular y otros dirigentes.

A esta crucial porfía de la final del balonmano ambos equipos llegaron en paridad en gol average (más 28), pero Santiago de Cuba (2-0)  había aventajado, 33-29, a Holguín (2-1), en la primera ronda del último segmento de competencia, por lo cual cualquier diferencia en el marcador del encuentro de cierre determinaría  al ganador del oro.

En ese  partido de colofón los holguineros, con mejor  juego en la defensa y puntería a puerta, dominaron durante todo el primer tiempo, mayormente con ventajas de 4-5 goles, pero disminuyeron sus acciones al final de ese período inicial, que concluyó a su favor 17-14.En los otros 30 minutos los santiagueros tomaron las riendas del desafío, con más rapidez y superior comportamiento en la materialización de goles.

A los 41 minutos y 45 segundos, los visitantes igualaron el marcador, 21-21 e instantes después asumieron ventaja . Los de casa disminuyeron su desempeño, tanto ofensivo como defensivo, y fallaron varias anotaciones que parecían inminentes, mas aún así mantuvieron el juego cerrado y lograron empate a 27 y 29, este cuando solo restaban 10 segundos para cerrar los 60 minutos reglamentarios. En el tiempo extra (dos tiempos de cinco minutos) los nororientales no  pudieron superar a unos rivales que mostraron mejor preparación física y habilidades suficientes para definir y quitarle el reinado de cuatro temporadas a los holguineros.

Al finalizar el electrizantes partido y mientras los estrenados titulares festejaban el triunfo, Luis Reyes , director técnico de Holguín, se mostró contrariado, al decir que sus discípulos fallaron en 29 ocasiones en tiro a puerta. Reconoció las cualidades del rival y acotó que solo se había perdido una batalla…

Luis Ventura, comisionado provincial de esta disciplina, aseguró que el seleccionado de aquí se vio afectado, como se dijo desde un principio, por las ausencias de sus dos mejores competidores, que juegan en Portugal y que tampoco pudieron actuar los dos balonmanistas de mayor experiencia, Henry García y Luis Michel, pues  jugadores de más de 30 años solo se aceptaban en esta ocasión a los miembros de la Preselección Nacional.

Añadió que en el plantel holguinero debutaron seis jóvenes, quienes mostraron sus posibilidades, por lo cual el futuro va en progreso. En el 2018 el Torneo Élite posiblemente tendrá otra estructura, no obstante,  en cualquier circunstancia, este territorio estará en combate por la cima, vaticinó el Comisionado.

Muy eufórico, Yasser Bell, director técnico de Santiago de Cuba, dijo a la prensa que esperaron mucho tiempo por este momento, para eso se prepararon con mucho ahínco. Reconoció la importante contribución de los refuerzos villaclareños Yosvani  Hernández (portero) y Eddy Bacallao y de su mejor jugador, Yanquiel Cruzata, entre los mejores goleadores del evento, el máximo anotador (nueve) en el partido definitorio y declarado el  más destacado del Campeonato.

El  Primer Secretario entregó las medallas de oro al equipo de Santiago de Cuba y el reconocimiento de segundo  lugar a la provincia de Holguín. En el primer enfrentamiento de esa jornada conclusiva, La Habana se adjudicó el bronce al superar 32-29 a Matanzas. Ese resultado igualó a ambos en ganados y perdidos, pero el gol average favoreció a los capitalinos.

El holguinero Eurelvis Valdés resultó premiado como el mejor portero del torneo, mientras el líder goleador fue el habanero Freddy Lafortán (59).Aunque Holguín no pudo mantener el máximo galardón, la plata no es para desestimar. Jamás en el deporte holguinero un equipo había logrado estar en el podio por cinco temporadas seguidas.

 

 

 

Deporte holguinero: Mejores y Peores del Quinquenio

Hola: Transcurridos un lustro desde que se conceden lugares integrales a cada disciplina competitiva de los territorios, podemos determinar los mejores y peores deportes del quinquenio del deporte holguinero. Veamos:

En el deporte holguinero

Mejores y peores del quinquenio

Calixto González Betancourt     /calixtogb@gmail.  com     

Levantamiento de pesas, ciclismo y ajedrez destacan entre las disciplinas más sobresalientes y estables del deporte holguinero en el quinquenio 2013-2017, si nos basamos en los lugares integrales competitivos que le concede  por año el Inder, teniendo en cuenta los resultados de todas las categorías convocadas a eventos.

Con el segundo lugar integral de 2017, que acaba de anunciarse, de la halterofilia holguinera, este deporte completa y cierra un exitoso quinquenio, si nos atenemos y agregamos los lugares en los cuatro años precedentes: segundo, primero y primero, respectivamente. En ese lapso de tiempo los pesistas holguineros ostentan siete primeros lugares en distintas categorías y sus resultados comenzaron el ascenso mucho antes del 2013. Actualmente esa privilegiada posición se confirma también en la inclusión de varios halteristas de aquí entre los primeros de Cuba en sus respetivas divisiones.

El ciclismo clasifica entre las disciplinas de más avance en esta provincia en los últimos tiempos, con un favorable quinquenio de primero, segundo, tercero, segundo y segundo peldaños, respectivamente. Igualmente con varios ciclistas bien posicionados nacionalmente. En este 2017 fueron monarcas por primera vez en la categoría de adultos.

No pierde la costumbre el ajedrez, con una de las plazas tradicionales más reconocidas en Holguín. Del 2013 al 2017 se ubicó integralmente tercero, sexto, segundo, tercero y segundo. Sus trebejistas, grandes maestros, maestros internacionales y otros grados, sobresalen con regularidad por sus desempeños en lides internacionales y nacionales. En este año ascendió a la cima en adultos igual que en 2015.

Velas (lugares dos, tres, dos, dos  y cuatro) muy bien también en el quinquenio. El balonmano continúa en la avanzada, con algunas inestabilidades (segundo, quinto, sexto, octavo y cuarto). Esgrima (dos cuartos, dos terceros y un quinto), judo (segundo, tercero, tercero, cuarto y quinto) y tiro (segundo, quinto, octavo, segundo y cuarto) mantienen sus rangos. El bádminton, con favorables desempeños, ha manifestado ciertos descensos en los dos últimos años del período analizado (segundo, tercero, cuarto, sexto y octavo).

La gimnasia artística (novena, séptima, sexta, cuarta y tercera) y el softbol (quinto, sexto, noveno y dos cuartos).escalaron posiciones.La  gimnasia rítmica se ha mantenido entre los siete de vanguardia (séptima, sexta, cuarta, tercera y sexta), mientras el ascenso del remo (noveno, quinto, sexto, cuarto y tercero) se debe a que distintas categorías recuperan positivos sitios de antaño. Fue monarca en escolar en 2017. El motociclismo se ubica bien con dos valuaciones (quinto y cuarto en 2016 y 2017).

El fútbol, que acaba de ascender al cuarto escaño integral, igual que en 2014, pero con sitios muy modestos en los otros tres años (décimo, noveno y onceno), puede ubicarse en el grupo de disciplinas con balances aceptable, regulares y tendencias negativas en algunos casos, como igualmente clavados, kárate do, taekwondo, pentalón moderno, hockey sobre césped, nado sincronizado, polo acuático, pentalón moderno, tenis y tenis de mesa, todos con puestos entre el cuarto y onceno.

Posiciones contrastante exhibe el boxeo (duodécimo, sexto, noveno, duodécimo y octavo). Los peores del quinquenio son atletismo ( octavo, onceno, dos decimocuartos y decimotercero), baloncesto ( del doce al catorce en los cuatro años con evaluación), canotaje (del doce al trece en tres año con lugares), lucha (oscila en los puestos del once al trece), natación (onceno y dos decimocuartos en las etapas evaluadas), voleibol (del onceno al decimocuarto) y béisbol ( dos duodécimos, decimotercero, decimosegundo y séptimo ), el que debe el avance este año al quinto peldaño de Holguín en la LVI Serie Nacional (2016-2017), que ahora se valora y a buenas ubicaciones del elenco femenino.

Esos son las 32 disciplinas con calificaciones en Holguín. No tiene evaluación triatlón, tiro con arco, patinaje y pelota vasca, debido a sus ausencias en competencias, ya que no se practican o tiene bajo perfil de acción en esta provincia.

 

Béisbol sin Punto Final

Hola:El béisbol es inagotable en cuanto a detalles, aspectos diversos e interrelacionados, pero creíamos que por ahora era suficiente lo tratado el pasado sábado sobre la actuación del equipo de Holguín en la LVII Serie Nacional de Béisbol, sin embargo,  no fue así. Numerosos lectores del Semanario !ahora!  e internautas que visitaron  el sitio web de este órganos de prensa o este blog, luego de coincidir con los elementos que expusimos, dan sus criterios al respecto, solicitan el tratamiento de otros puntos del tema, proponen…  Veamos:

Béisbol sin punto final

Calixto González Betancourt    

calixtogb@gmail.com

 

Los aspectos más señalados  sobre la actuación del equipo Holguín y el béisbol en esta provinciapor se refieren a la necesidad de que haya consenso y unidad de acción en todo lo que se hace en este deporte, no solo con el equipo adulto; peloteros ausentes e importados; a lo hecho por la dirección del plantel  y el torneo provincial …

No es posible ahora extendernos en esos asuntos. La cohesión es imprescindible para subsanar errores y avanzar. Pienso que debe afinarse la puntería cuando de traer peloteros de otras provincias se trata. En este acápite hay aciertos y desaciertos. Que el costo valga la pena, pues el importado muchas veces entorpece el desarrollo de un jugador natal. Cuando se analiza el desempeño de la dirección  del equipo debe tenerse como premisa que ese colectivo es el responsable, pero no culpable de todo. Si queremos ser objetivos, críticos y justos con ese colectivo, debemos  tener  en cuenta  lo que tenía y le faltaba para trabajar

Cuando afirmé que el béisbol holguinero sigue sangrando me referí a los problemas de esa disciplina desde la base, los pobres resultados competitivos y poca promoción de peloteros con futuro en las distintas  categorías, todos cuestiones recurrentes en nuestros trabajos periodísticos.

Si se quiere lograr un buen Torneo Provincial, como antesala a la Serie Nacional, debe exigirse a cada uno de los municipios que realicen sus torneos, un buen y atendido entrenamiento de su preselección y equipo. Seguidamente, para el torneo territorial, con el concurso de los directivos deportivos y autoridades de la provincia y municipios, garantizar los aseguramientos básicos: medios de juego (pelotas, guantes, bates, mascotas) transporte, hospedaje, alimentación, uniformes y arbitraje, entre otros. No deben repetirse los lunares del Provincial anterior. El béisbol sigue, sin punto final…

 

 

Cachorros amordazados

Hola:La actuación de Holguín en la LVII Serie Nacional resultó la  más modesta ubicación de  este equipo desde el 2011  Varios percances previos  incidiero en el desempeño. El agudo declive en la defensa y pitcheo marcaron las diferencias  con respecto a  ediciones precedentes. Debe profundizarse en la relación dirección-peloteros. Actuar  desde ahora para buscar un mejor desempeño en la LVIII Serie Nacional  de Béisbol. Veamos:    

Holguín en la  LVII Serie Nacional de Béisbol

Cachorros  Amordazados

Calixto González Betancourt     /calixtogb@gmail.com

Esta vez la meta quedó lejana. “Los ladridos y mordidas” se desvanecieron en el camino, donde quedaron  las debilitadas huellas de unos Cachorros silenciosos, para que el equipo de Holguín de la LVII Serie Nacional de Béisbol olvidara sus protagonismos anteriores, que lo llevaron a clasificar para la segunda etapa por cuatro campañas sucesivas, con tres quintas posiciones.

Este decimocuarto lugar (17 victorias y 28 derrotas) del plantel holguinero  constituye su peor desempeño en una inicial fase de 45 partidos,  con esa estructura a partir de la LII Serie y su más modesta ubicación desde la edición 50 (2010-2011), cuando quedó decimoquinto,

En el análisis resumen de su comportamiento  en el certamen precedente y luego de abordar también la situación general de la disciplina en esta provincia, al final escribí: “Será muy difícil en un futuro cercano seguir clasificando al equipo mayor, ser quinto y mucho menos llegar a los play off, si no avanza integralmente el béisbol holguinero” (¡ahora!, 14 de enero de 2017, página siete). No pensé entonces que esa predicción se cumpliera tan rápido. Hechos imprevistos  adelantaron las consecuencias anunciadas.

El preámbulo competitivo advirtió tormenta: La contienda para Holguín estuvo precedida por un problemático Torneo Provincial y un entrenamiento inestable de la preselección, con recesos impuestos por enfermedades masivas de los peloteros y sin el director al frente por un largo período . Luego la controversia entre la dirección provincial de deportes y el manager en cuanto al nivel de recursos disponibles para la preparación y el verdadero por ciento  de cumplimiento del plan técnico de alistamiento. Tampoco se materializó todo lo planificado en cuanto al fogueo con representaciones de otras provincias y se anunciaron importantes ausencias de jugadores por diversos motivos, como Yéison Pacheco, José Antonio Castañeda y Luis Raúl Domínguez, además de Yordan Manduley en gran parte del calendario.

Esos percances tuvieron sus precios. De ese negativo previo panorama emergió una debilitada nómina, con lagunas e interrogantes, que no estaba entre las de mayores opciones para clasificar, pero sin descartarla, pues se confiaba en la pericia ya demostrada antes por la dirección y en el aporte de los beisbolistas, quienes en su mayoría (21) habían  participado  en la primera parte  del torneo  pasado.

La calificación de lo ocurrido no debe estar determinada particularmente por la no clasificación, sino por el examen cualitativo de varios elementos. En el actuar de un equipo de béisbol confluyen diversos factores, aunque casi siempre hay aspectos que resaltan más que otros. En el caso holguinero estimo que el agudo declive en la defensa y el pitcheo en la primera etapa marcaron la diferencia entre esta actuación y las cuatro precedentes.

No pudo el director Noelvis González y su colectivo de mando encontrar respuestas satisfactorias para las carencias en el infield. Los cambios e inventos aplicados, obligado por las circunstancias, trastocaron un anterior seguro cuadro, que unido a ciertas fisuras en los jardines, mostraron una mala defensa integral, no conocida por muchos años en un conjunto de este territorio, que influyó o determinó en el resultado de numerosos partidos, no solo por los 59 errores marcados y el average de 967(ambos decimoquintos), sino, también debido a fallas en la mecánica defensiva y a un gran número de batazos que debieron ser outs y resultaron ganancias para el rival. La receptoría con el accionar de Aballe figuró como lo más distinguido en este sector.

El pitcheo nunca estuvo bien: 5,28 de carreras limpias permitidas (decimotercero); abridores, 5.1) y relevistas, 5,43 (ambos decimoterceros).  Le batearon para 302 (decimocuarto), con 178 ponches propinados (decimocuarto) y 171 boletos concedidos (sexto-séptimo), una sola lechada lograda y whit de 1,64 (onceno-duodécimo).

Entre los abridores  solo el zurdo Luis Ángel Gómez mostró efectividad estable (cuatro  ganados y cero perdidos, y 1,70 p/cl, líder en ambos departamentos), sin embargo, el colectivo no pudo contar con su concurso  en casi toda la segunda parte del calendario  a  causa de una lesión en un dedo de la mano de lanzar. Carlos Alberto Santiesteban (2-6 y 7,27), primero en la rotación tuvo su peor campaña y fue pálida la reaparición de Ernesto Hernández (0-4 y 5,74). Muy inestable el comportamiento de Meracles Rubén Oris (3-5 y 6,04), igual que José Sánchez (1-4 y 6,51), este como relevista e iniciador. Entre los sustitutos, Wilson Paredes (3-6 y 3,43, también abrió)  y Yunier Suárez (2-2, siete salvados y 4,33) lo hicieron mejor. El resto de los lanzadores  aportaron dos victorias y un revés, con  altos promedios de carreras limpias permitidas la mayoría. El prometedor mundialista juvenil Rafael Sánchez se incorporó al final, pero inmediatamente se lesionó.

Predominan los buenos-aceptables números colectivos en el bateo: 280 de average (séptimo), 242 carreras anotadas (quinto),419  hits(séptimo), 33 jonrones (sexto), 365 de OBP (noveno-décimo), 233 carreras impulsadas(tercero), 17 bases robadas (octavo-noveno) y 21 cogido robando (decimotercero). Aunque las estadísticas dicen mucho, no lo expresan todo por si solas, muchas veces necesitan  interpretación y comparaciones, además de conceptualizarlas, para acercarnos a la realidad, porque los holguineros impulsaron muchas carreras en varios encuentros, pero en cantidad mayor de partidos dejaron  cifras superiores de hombres en las almohadillas. Tuvieron en bases a mil 294, de los cuales impulsaron 200. En posición anotadora, 680, de ellos impulsados 164. Hubo  aguda  inestabilidad con los cuartos bates y otros turnos, por falta de rendimientos sostenidos en producir con oportunidad.

En lo individual, resultó alentador ver como Yunior Paumier volvió a mostrar su estelaridad: 354 de average (varias veces estuvo sobre 400), 17 dobles (líder), cinco jonrones, cuatro bases robadas, 54 boletos recibidos (colíder) y 29 carreras impulsadas. Significativos las contribuciones de Soler (302 de average, siete jonrones y 34 impulsadas), Legrá (321, dos y 30) y Michel Gorgüet (271, ocho y 32), entre otros, no obstante dejaron cifras significativas de compañeros sin impulsar. Llama la atención como el destacado cátcher Franklín Aballe, en esta ocasión se superó  igualmente en el bateo, con 283 de average, seis cuadrangulares y 19 remolques. Del joven Jorge Luis Peña (237 y 18 impulsadas) se esperaba más aporte…

A pesar de los continuados bajos  desempeños en distintos elementos del juego y de un incierto inicio, Los Cachorros, en un segmento de la competencia, lograron ascender en su accionar general y luchar; hasta en algún momento se posicionaron entre los ocho con paridad de victorias y derrotas, pero después del  partido 23 y del receso por el Huracán Irma, el plantel cayó en bancarrota, con solo una subserie más ganada y seis éxitos  en 22 presentaciones,  signado por un pitcheo  muy deteriorado, entre otros lunares. Holguín únicamente se impuso en cinco subseries de 15; recibió tres barridas y no dio ninguna. Parecía, a veces, que querían, pero no podían, en otras oportunidades la acometividad decreció.

Según diversos criterios, sucedieron imprecisiones en la conducción de los juegos en varias ocasiones, relacionadas con alineaciones, cambios y jugadas aplicadas, pero si dirigir en un difícil arte, más complicado aún es hacerlo cuando el equipo anda mal, con reservas y banco muy limitados para maniobrar. En el resultado de este elenco influyó la dirección, como siempre sucede y es su responsabilidad,  pero determinaron las insuficiencias ya expuestas y las fallas del béisbol en la comarca. Ya se ha convertido en un hábito en esta provincia convocar a cambio de mando cada vez que el manager no tiene una positiva actuación. Eso podría hacerse si se llega a la conclusión que es lo más conveniente, sin embargo, es un problema que debe pensarse muy bien, para que el posible remedio no sea peor que la enfermedad, como ya ha ocurrido en más de una ocasión. Además, ¿cuándo vamos a estabilizar una dirección, que contribuya al seguimiento y crecimiento del equipo?

Eso sí, ese colectivo de mando necesita autoexamen y  una valoración crítica y justa por parte de los directivos del deporte. Debe profundizarse en la relación dirección-peloteros .La falta de cohesión y desavenencias entre distintos  “actores” del béisbol dañan. Para los peloteros y otros ninguna rencilla interpersonal debería estar por encima de sus obligaciones con su equipo y pueblo.

Se impone  comenzar de inmediato la preparación para la venidera temporada, luego de una valoración exhaustiva de lo hecho y problemas detectados en  este torneo, que permita  trazar la estrategia más adecuada, teniendo como premisa el tratamiento a los jugadores con más opciones de repetir y específicamente atender las lesiones recurrentes y deficiencias  reveladas en los más jóvenes. Tratar de rescatar a peloteros ausentes de la competición, que la provincia necesita e insistir en el trabajo dosificado en el Provincial y Sub-23, con los lanzadores que son de interés para el venidero campeonato.

Pienso que debe afinarse la puntería cuando de traer peloteros de otras provincias se trata. En este acápite hay aciertos y desaciertos. Que el costo valga la pena, pues el importado muchas veces entorpece el desarrollo de un jugador natal. El béisbol holguinero desde la base sigue sangrando y se precisa cerrar las heridas para tener un equipo adulto robustecido, con relevos  y calidad perdurables. Con lo disponible actuar desde ya para intentar una mejor presencia y comportamiento del equipo de Holguín en la LVIII Serie.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reaparecen holguineros en Mundiales Juveniles de Béisbol

Hola: Luego de nueve años ausentes en las nóminas cubanas en Campeonatos Mundiales Juveniles de Béisbol, reaparecen peloteros holguineros en la selección nacional que participa en la nueva versión en Canadá. Veamos:

Reaparecen peloteros holguneros enb Mundiales Juveniles

Calixto González Betancourt

calixtogb@gmail.com

Con la presencia del lanzador derecho Rafael Sánchez y el jugador de cuadro Yoan Carlos Andrial en el equipo Cuba, los dos del municipio de Antilla, reaparecieron los holguineros en campeonatos mundiales juveniles de béisbol, que inició su nueva edición en Thunder bay, Canadá.

El último nororiental que había integrado una selección cubana a este tipo de evento fue Jorge Luis Zaldivar, de Báguano (jardinero), bronce en Edmonton, Canadá-2008.

A mundiales juveniles de pelota han concurrido 22 holguineros, ocho de ellos en dos ocasiones. El primero fue Héctor Grando, quien logró plata en La Habana-1961 y le siguió Ricardo Bent (inicialista), oro en Ciudad de México-1973, ambos nativos de Mayarí.

Destacan varios bicampeones como Mariano González (torpedero), de Sagua de Tánamo, oro en Windsor, Canadá-1986 y 1987. En ambas ocasiones fue escogido como el mejor pelotero del torneo. También con dos metales dorados Abdiel Jiménez (del municipio de Holguín, receptor), Alexis Moitt ( “Frank País”, tercera base), Virgilio Moroso (Cueto, pítcher derecho).

Con dos medallas archivadas están Jorge Bent ( Mayarí. segunda base), Alberto Cabrejas (Mayarí. pítcher derecho) y Jorge Cruz (nació en la provincia de Santiago de Cuba y desde pequeño pasó a residir en Banes), todos con un oro y una plata.

Igualmente campeones (un oro): Jorge Luis Duboys (Sagua de Tánamo, primera base), Gerardo Hernández Martínez (Báguano, pítcher derecho), José Alberto Hernández (Gibara, receptor), José Emilio Lamarque (“Frank País”, jardinero), Miguel Pérez Sanamé (Moa, pítcher derecho) y Santiago Torres (“Calixto García”, receptor).

 

“Difícil, pero Clasificaremos”

Hola: La provincia cubana de Holguín tiene listo a su equipo para la LVII Serie Nacional de Béisbol. A pesar de ausencias y contratiempos, no hay desánnimo en ese plantel, que aspira a clasificar nuevamente hacia la segunda etata del Campeonato. Veamos:

“Difícil, pero clasificaremos”

Calixto González Betancourt        

/calixtogb@gmail.com

 

Noelvis  González, manager de Holguín

En los últimos años el propósito de clasificar, hacia la segunda fase de la Serie Nacional de Béisbol, se ha convertido en un tarea cada vez más engorrosa para el equipo holguinero, pero hasta ahora, después de fuertes batallas, siempre ha salido airoso en ese empeño. Con miras a la nueva campaña que se avecina la situación se complicó aún más, no obstante Los Cachorros ya están curtidos para estos espinosos combates.

Primeramente se supo que peloteros con anterior protagonismo, como Pacheco y Castañeda, no estarán en el plantel, mientras Manduley y Domínguez se ausentarán por lo menos en una parte del campeonato, debido a otros compromisos deportivos. El entrenamiento comenzó con varios brazos lastimados de los principales lanzadores y en el trayecto del alistamiento un número significativo de peloteros enfermó, por tal motivo, incluso hubo unos días que la actividad cesó de forma total y en algunos momentos faltaron recursos para una preparación adecuada.

El Plan técnico de entrenamiento se cumplió solo al 78 por ciento y fueron insuficientes los topes de fogueo. Dos importantes pítchers relevistas, Sainz y León, finalmente tampoco están en el equipo, a causa de problemas con sus brazos de lanzar.

Sin embargo, ese panorama no desamina a los integrantes del plantel de Holguín para la LVII Serie Nacional de Béisbol, que se inaugurará el próximo 5 de agosto.

Al referirse a esas dificultades, el manager Noelvis González sentenció: “Difícil, pero clasificaremos”. Considera a esta selección como la más debilitada de las tres que ha comandado, pero también la más unida.”Con lo que tenemos y el esfuerzo inteligente de todos, la única alternativa posible es volver a estar entre los seis”, afirmó Noelvis.

Reconoció que la defensa de su infield ha disminuido y tendrá que maniobrar en el cuadro con jugadores fuera de su posición habitual; igualmente, recordó, que a su ofensiva le faltan los impulsadores Pacheco y Castañeda. Sin embargo, a pesar de tantos contratiempos, elogió el buen entrenamiento realizado por varios beisbolistas, entre ellos Soler (Capitán del equipo), Gorgüet, Aguiar, Paumier y Almeida. Algunos lanzadores han mejorado significativamente de sus dolencias como Ernesto Hernández, recuperado en el 90 por ciento; Luis Ángel y Wilson Paredes.

El jardinero López no podrá alinear en las primeras subseries, pues está afectado de una tendinitis en su brazo derecho, mientras el tirador José Sánchez permanece todavía en proceso de recuperación, pero Noelvis espera tenerlo listo para cuando le corresponda utilizarlo (quinto abridor).

Una posible alineación para iniciar campeonato podría ser así: Almeida (designado), Noel González (segunda base), Paumier (torpedero), Gorgüet (inicialista), Soler (jardinero izquierdo), Peña (j. central), Aguiar (j. derecho), Legrá (antesalista) y Aballe (receptor). Los lanzadores abridores anunciados por el manager, por este orden, son Santiesteban, Luis Ángel, Hernández, Oris y Sánchez.

Nómina del equipo (oficializado el pasado lunes)

Receptores: Franklin Aballe, Liosbel Ramos (novato), Nelson Miguel Batista e Iván Prieto .Jugadores de Cuadro: Yunior Paumier, Michel Gorgüet, Raudelín Legrá, Pedro Joaquín Almeida, Marnolquis Aguiar,   NoeI González (bateador zurdo), Ihuner Anache, Luis Ángel Chacón (n) y Yordan Manduley. Jardineros: Geydi Soler, Jorge Luis Peña, Oscar Julián López y Edward Magaña (n). Lanzadores: Carlos Santiesteban, Ernesto Manuel Hernández, Luis Ángel Gómez (zurdo), Meracles Rubén Oris, José Antonio Sánchez, Wilson Paredes, Javier Francisco López (zurdo), Rubén Rodríguez, Yadier Rodríguez, Yoidel Castañeda (n), Yunier Suárez, Yodelki Guzmán(n), Yéison Calzadilla (n), Jesús Enrique Pérez (n) y Felipe García.

Dirección: Noelvis González (manager), Eddy Suárez y Carlos Alberto Rodríguez (auxiliares), Carlos Isidro Paz (preparador de receptores), Orelvis Ávila y Oscar Gil (entrenadores de pitcheo). Además, Alexánder Guerrero (psicólogo), Rubén Darío González (masajista), Alfredo Calvis (médico), Fernando Echavarría (cargabates) y Enis Almira (delegado).

Reservas: Rafael Sánchez, Michel A. Cabrera, José Manuel Álvarez y el zurdo Urberleydis Estévez (lanzadores); Lázaro Torres (infield), Ernesto Torres (infield y jardinero) y Yasiel Andy González (jardinero), todos novatos, y Anibal Vaillant (jardinero).