Reaparecen holguineros en Mundiales Juveniles de Béisbol

Hola: Luego de nueve años ausentes en las nóminas cubanas en Campeonatos Mundiales Juveniles de Béisbol, reaparecen peloteros holguineros en la selección nacional que participa en la nueva versión en Canadá. Veamos:

Reaparecen peloteros holguneros enb Mundiales Juveniles

Calixto González Betancourt

calixtogb@gmail.com

Con la presencia del lanzador derecho Rafael Sánchez y el jugador de cuadro Yoan Carlos Andrial en el equipo Cuba, los dos del municipio de Antilla, reaparecieron los holguineros en campeonatos mundiales juveniles de béisbol, que inició su nueva edición en Thunder bay, Canadá.

El último nororiental que había integrado una selección cubana a este tipo de evento fue Jorge Luis Zaldivar, de Báguano (jardinero), bronce en Edmonton, Canadá-2008.

A mundiales juveniles de pelota han concurrido 22 holguineros, ocho de ellos en dos ocasiones. El primero fue Héctor Grando, quien logró plata en La Habana-1961 y le siguió Ricardo Bent (inicialista), oro en Ciudad de México-1973, ambos nativos de Mayarí.

Destacan varios bicampeones como Mariano González (torpedero), de Sagua de Tánamo, oro en Windsor, Canadá-1986 y 1987. En ambas ocasiones fue escogido como el mejor pelotero del torneo. También con dos metales dorados Abdiel Jiménez (del municipio de Holguín, receptor), Alexis Moitt ( “Frank País”, tercera base), Virgilio Moroso (Cueto, pítcher derecho).

Con dos medallas archivadas están Jorge Bent ( Mayarí. segunda base), Alberto Cabrejas (Mayarí. pítcher derecho) y Jorge Cruz (nació en la provincia de Santiago de Cuba y desde pequeño pasó a residir en Banes), todos con un oro y una plata.

Igualmente campeones (un oro): Jorge Luis Duboys (Sagua de Tánamo, primera base), Gerardo Hernández Martínez (Báguano, pítcher derecho), José Alberto Hernández (Gibara, receptor), José Emilio Lamarque (“Frank País”, jardinero), Miguel Pérez Sanamé (Moa, pítcher derecho) y Santiago Torres (“Calixto García”, receptor).

 

Los Holguineros del “Cerro Pelado”

Hola: En este junio se cumple  el 50 Aniversario  de la proeza del “Cerro Pelado”. Los Estados Unidos intentaron impedir la participación de Cuba en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San  Juan, Puerto Rico-1966, pero se encotraron con la valiente respuesta y decisión de los hijos de la Mayor de las Antillas. En aquella heroíca delagación cubana  viajaron 16 deportistas del territorio que años después sería la provincia de Holguín. Veamos:

LOS HOLGUINEROS DEL CERRO PELADO

Calixto González Betancourt

calixtogb@gmail.com

16 holguineros en el "Cerro Pelado"
Margarita Skket, uno de los holguineros en el “Cerro Pelado”

El tiempo no borra aquel hecho heroico del 10 de junio de 1966, cuando el mundo conoció la declaración de la digna delegación cubana desde su barco Cerro Pelado, que navegaba por las aguas del mar Caribe con el propósito de llegar a San Juan, Puerto Rico, para competir en los X Juegos Centroamericanos y del Caribe, lo cual Estados Unidos trataba de impedir.

El departamento de EE.UU había negado las visas para que la delegación de Cuba asistiera a ese certamen. Pero los cubanos no se quedarían con los brazos cruzados ante la felonía yanqui. Así zarparon a las 10:45 de la noche del 8 de junio de 1966 desde el puerto de Santiago de Cuba a bordo del mercante Cerro Pelado.
“…los atletas cubanos sabemos como actuar, no solamente para defender un derecho nuestro, sino por el derecho de todos los pueblos y por el prestigio del deporte que debe existir como vinculo entre los pueblos…” decía en una de sus partes “La Declaración del Cerro Pelado”, nombre con el que pasaría a la posteridad ese documento histórico.

Fueron jornadas tensas y heroicas. Sobre la cabezas volaban rasantes las naves aéreas norteamericanas, para intimidar, pero ni modo. Los cubanos estaban decididos llegar a la capital boricua aunque fuera a nado

Fue tal el escándalo internacional que provocó la actitud yanqui y la solidaridad que recibió el comportamiento de los antillanos, que EE.UU se vio obligado a retroceder y conceder las visas. Los cubanos desembarcaron casi simultáneamente con la inauguración de los Juegos.
Entonces comenzaría otro digno capítulo: la respuesta merecida a las provocaciones y ofensas de los enemigos de la Revolución, que intentaron, sin conseguirlos, entorpecer el desenvolvimiento de nuestros deportistas en los distintos escenarios de competencia.
Con aquella comitiva asistieron 16 competidores del territorio que dos décadas después sería la nueva provincia de Holguín. Cinco de ellos conquistarían las medallas de oro: el martillista Enrique Samuell Ricardo, de Tacajó, que mejoró su récord de Kingston-1962 hasta 68,11 metros para convertirse en el primer bicampeón de esta zona oriental en JCC; Javier Francisco Campos en lucha libre (más de 97 kilos), oriundo de “Rafael Freyre”, los gibareños Miguel Rodolfo Ruiz y Miguel Ángel García Pérez, ambos de polo acuático y Eduvige Gavilán Batista, de voleibol.
En esa cita comenzaría su fenomenal trayectoria la baloncestista Santa Margarita Skeet Quiñones, quien esa vez aportó significativamente a la medalla de plata del equipo Cuba. Otra medallista fue la desaparecida y recordada velocista Deysi Hechavarría Parra, natal de la ciudad de Holguín, que se adjudicó el bronce en 80 metros con vallas (11,6 segundos). Bronce obtuvieron Inocente Cuesta Chapman y el también desaparecido Jimmy Davies Wringht (ambos del municipio de Holguín) con su elenco de baloncesto, y el boxeador Joaquín Delís (81kilogramos, fallecido), santiaguero que en ese tiempo residía en Holguín. Igual que Víctor Suárez Vinent, cuarto en lanzamiento del martillo (50,45 metros)
Los otros de esta comarca que compitieron en esos inolvidables Juegos fueron Juan García Dumois (de Banes, eliminado en 400 metros con vallas), Roberto Velázquez García (“Rafael Freyre”, eliminado en salto con pértiga, fallecido), Quintín García (Mayarí, lucha libre, 78 kilos, sexto), Carlos Pavón Oro (Gibara, natación, quinto en cuatro por cien metros combinados y no llegó a finales en otras modalidades) y Sergio Álvarez Aguilera ((“Urbano Noris”, tiro, cuarto con mil 86 puntos en carabina calibre 22 en tres posiciones)
En la tabla general final Cuba sumó 35 medallas de oro, 19 de plata y 24 bronce, para ocupar el segundo lugar, detrás de México, que logró tres oros más. La Mayor de las Antilla ya anunciaba su avance deportivo, que la llevaría a dominar en los siguientes Juegos Centroamericanos y del Caribe.
El 29 de junio de 1966 el Comandante en Jefe Fidel Castro recibía a la heroica y victoriosa comitiva.